Cómo prevenir las alergias estacionales

No automedicarse, ventilar el hogar y mantener las defensas fuertes son algunas de las principales recomendaciones para evitar contraerlas.

Por Gimena Rubolino

miércoles 28 de noviembre, 2018

El Ministerio de Salud advierte que en esta época se produce un incremento entre el 20 y 25% de consultas por alergias, consecuencia de la polinización primaveral que afecta alrededor de un 20 por ciento de la población.

Durante la primavera empiezan a polinizar los árboles y el aire se carga de partículas de polen. Algunas personas están predispuestas genéticamente a sufrir estas alergias y son sensibles a la polinización, lo que genera un aumento de los casos de alergias estacionales.

La alergia estacional se desata al inhalar polen, los síntomas son molestos, empeoran la calidad de vida y, si es persistente a través de los años, puede generar hiperactividad bronquial y finalmente broncoespasmo.

Una alergia es una reacción desproporcionada del sistema inmunitario a una sustancia que es inofensiva para la mayoría de la gente. Pero en una persona alérgica, el sistema inmunitario trata a la sustancia (denominada alérgeno) como un invasor y reacciona de manera inapropiada, provocando síntomas que pueden ir de las molestias leves a problemas que pueden poner en peligro la vida de la persona.

Los agentes alergénicos (alérgenos) más frecuentes son:

  • Ácaros del polvo.
  • Pelos de animales.
  • Polen.
  • Picaduras de insecto.
  • Ciertos Medicamentos.
  • Algunos alimentos.

Las enfermedades alérgicas más comunes son el asma, la rinitis, la urticaria, la conjuntivitis y los eczemas.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Estornudos.
  • Congestión nasal.
  • Picazón en garganta y nariz.
  • Tos seca.
  • Dificultad para respirar.
  • Lagrimeo y enrojecimiento de los ojos.
  • Ronchas o erupciones en la piel.
  • Hinchazón.

No existe una cura real para las alergias, pero es posible aliviar sus síntomas. La única forma de controlar las alergias es reducir o eliminar la exposición a los alérgenos.

¿Cómo pueden prevenirse?

  1. Fortalecer el sistema inmunológico. Consumir cítricos como naranja o mandarina ya que la vitamina C ayuda a que las defensas estén fuertes.
  2. No automedicarse. Consultar a un especialista ante síntomas de alergia.
  3. Evitar lugares demasiado arbolados. Los parques y las plazas generalmente tienen gran concentración de polen.
  4. Ventilar todos los ambientes del hogar. Preferentemente durante la noche que es el horario en que circula menos cantidad de polen en el aire.

 

Comentarios