Cómo mantener a los niños libres de Pediculosis

El verano es el período más frecuente en donde los chicos se contagian. Consejos y medidas de prevención de la Sociedad Argentina de Dermatología.

Por Gimena Rubolino

miércoles 17 de enero, 2018

Desde la Sociedad Argentina de Dermatología advierten sobre casos de pediculosis. Es que en época de vacaciones, colonias, clubes y piletas, está  a la orden del día. Por ello, aconsejan en la temporada de calor, extremar las medidas de control, ya que son los momentos más críticos para que se produzca el contagio.

Los piojos, son parásitos que pueden sólo vivir en la cabeza de las personas, ya que no pueden alimentarse de sangre de ninguna otra especie, constituyen una verdadera epidemia mundial altamente contagiosa y la padecen principalmente niños entre los 4 y 12 años (aunque afecta a personas de todas las edades), con más predisposición a las niñas, debido al largo de su cabello.

“La propagación de la pediculosis se produce a través del contacto con el cabello de una persona infectada. No saltan ni vuelan. Pueden transmitirse como consecuencia del uso compartido de cepillos, peines, sombreros, toallas u otros elementos y los areneros, las colchonetas y las piletas de natación son lugares habituales de contagio”, explica Paula Luna, médica dermatóloga y pediatra y miembro de SAD.

De cada diez liendres, nueve son hembras (que ponen unos 10 huevos por día,  durante 3 o 4 semanas) Si un chico tiene cinco hembras en su cabeza, en un mes tendrá 450 ejemplares entre huevos, piojos juveniles y adultos. De todos ellos, 405 serán hembras que continuarán su reproducción. Además, de ser intensamente pruriginosa, la pediculosis del cuero cabelludo, puede complicarse y generar reacciones de tipo eccematosas e infecciones del cuero cabelludo secundarias, debido al rascado.

¿Qué hacer ante el contagio? Es fundamental actuar rápidamente y con el tratamiento adecuado, sin poner en riesgo la salud de los chicos, por ello antes de avanzar, se debe consultar al dermatólogo infantil. Si bien el tratamiento de la pediculosis puede ser una tarea ardua, con los avances terapéuticos actuales, es posible.

Las lociones y champús que contienen permetrina (Nix) al 1% generalmente funcionan bien y son de venta libre. Si estos productos no funcionan, es conveniente la consulta con el médico para obtener un medicamento más fuerte. Usar siempre los medicamentos exactamente como indican las instrucciones. Es importante tener en cuenta que utilizar con mucha frecuencia o en la forma equivocada estos productos puede causar efectos secundarios.

 

Para usar el champú medicado:

  • Enjuagar y secar el cabello.
  • Aplicar el medicamento al cabello y al cuero cabelludo.
  • Esperar 10 minutos; luego, enjuagar.
  • Revisar de nuevo en busca de piojos y liendres en 8 a 12 horas.
  • Ante la presencia de piojos activos, consultar con un médico antes de realizar otro tratamiento.

Para eliminar las liendres:

  • Usar productos que hacen que las liendres sean más fáciles de eliminar. Algunos detergentes para lavar platos pueden ayudar a disolver la “goma” que mantiene a las liendres adheridas al tallo del cabello.
  • Retirar las liendres con un peine. Antes de hacerlo, rociar aceite de oliva en el cabello o pasar el peine de metal a través de cera de abejas. Esto ayuda a que los huevos sean más fáciles de remover.
  • Los peines de metal con dientes muy finos son más fuertes y más efectivos que los peines de plástico para sacar liendres. Estos peines metálicos son más fáciles de conseguir en tiendas para mascotas o a través de Internet.
  • Repetir la eliminación de liendres con el peine en 7 a 10 días.

Recomendaciones de SAD para prevenir el contagio:

Pasar el peine fino, usar el pelo corto o recogido. Además, revisar diariamente el cabello y el cuero cabelludo, en especial detrás de las orejas y en la nuca. No compartir peines, cepillos o sombreros con personas infectadas. Los utensilios que utiliza la persona infectada (peines, cepillos, etc.) deben colocarse en agua caliente durante diez minutos. La ropa personal y de cama debe ser lavada con agua caliente o dejada en una bolsa cerrada herméticamente durante dos días, y debe ser planchada. No se recomienda el uso de pediculicidas en menores de dos años o mujeres embarazadas. No aplicar acondicionadores de cabello antes del pediculicida, ya que anula o reduce su efectividad.

 

 

Comentarios