radio mitre rosario

Cómo afectó a los comerciantes del centro la ausencia del transporte público durante 23 días

"Nos trajo mucha menos gente, inclusive nuestros empleados que no se pudieron trasladar", aseguró Miguel Ángel Rucco, vocero de calle San Luis.


Los comercios de calle San Luis y de todo el microcentro en general sufrieron un golpe muy duro tras varios días de confinamiento en consecuencia a la pandemia del coronavirus; sumado a un conflicto que este martes tuvo solución después de 23 días: el paro en el transporte público.

Hace tres semana que la provincia de Santa Fe ingresó en la fase 4 de la cuarentena, lo que permitió la apertura de algunos comercios. Aún así, el golpe a la economía fue grande y llevó a algunos locales a bajar las persianas.

Miguel Rucco, comerciante y uno de los voceros de los negocios ubicados en calle San Luis, dijo al aire de Radio Mitre Rosario, que pese a la flexibilización de la cuarentena en la ciudad, los comercios se vieron muy afectados por la ausencia del transporte público.

La paro del transporte "nos trajo mucha menos gente, inclusive nuestros empleados que no se pueden trasladar o la gente que viene de los barrios o localidades vecinas a nuestros centros comerciales mayoristas", aseguró, en diálogo con Eduardo Conforti en El Diario de Mañana.

El horario de apertura de los negocios es "de 13 a 19. Algunos comercios mayoristas cierran un poco más temprano porque después de las 18 sinceramente el tránsito y la afluencia del público es casi nula, entonces muchos comercios cierran entre las 17:30 y las 18 horas", comentó Rucco.

Con respecto a las ventas, el comerciante no detalló un buen panorama para todos los negocios. "La gente prioriza la primera necesidad, que hoy a lo mejor es el abrigo en cambio de estación".

"Lamentablemente algunos comercios han decidido bajar la persiana definitivamente. Otros que tienen dos o tres sucursales sólo abren una o dos. Hay otros que están analizando si continuar o no. Es lamentable, porque la caída del consumo fue muy brusca, y la economía familiar se ha visto resentida por esta cuarentena, entonces eso afecta el consumo", enfatizó.

En ese sentido, dijo que "hubo muchos días de ventas nulas; un tiempo vendimos online ", pero aún así la cuarentena golpeó "mucho a los comercios y pymes".

En cambio, "la venta en algunos rubros se ha visto beneficiada, porque al no poder viajar la gente a Buenos Aires a comparar al por mayor, las lencerías, las mercerías y algunas casas de ropa justamente con el cambio de clima, vieron su venta mayorista beneficiada. Hubo una mayor demanda porque la gente no se pudo ir a Once o a La Salada", aseguró Rucco.

Por otra parte, dió un buen panorama a futuro, con esperanzas de que a partir del 7 de junio se flexibilice aún más la cuarentena en Rosario.

Por último, se refirió a los créditos lanzados por Nación para ayudar al bolsillo de los comerciantes que se vieron afectados por la pandemia: "Esperamos que estos créditos que en algún momento se han prometido lleguen a todo el mundo", dijo. Y concluyó: "No están dando estos créditos tan fácilmente, hay muchísima burocracia y requisitos".