ADAPTARSE A LA NUEVA SITUACIÓN

Comercio reactivado en Rosario: cómo funciona uno de los locales tradicionales de calle San Luis en medio de la pandemia

Rosario Nuestro te muestra todas las medidas que toma uno de los mayores comercios céntricos, tras abrir al público el pasado lunes.


Los locales comerciales del centro rosarino reabrieron sus puertas el pasado lunes, bajo un estricto protocolo de sanidad que deben cumplir los empleados y los clientes en cuanto a la higiene, el distanciamiento, cómo abonar y de qué manera permiten que haya prueba de las prendas de ropa. Para todos, la franja horaria es la misma: lunes a viernes de 13 a 19 y sábados de 9 a 14.

Uno de los más reconocidos de este sector es el El Palacio de la Oportunidad, ubicado en la ya tradicional esquina de San Luis y Corrientes, que recibió la visita de Rosario Nuestro. "En la vereda señalizamos la distancia, la gente respeta la señalización en el ingreso, en la vereda. Les tomamos la temperatura, tenemos alcohol, alfombras para desinfectar los pies, las líneas marcadas para marcar las distancia de dos metros”, contó una de las empleadas.

“Como es un horario reducido no está todo el personal, tenemos parte del personal que son de riesgo, así que no pueden venir. Tenemos más de 3.000 metros cuadrados, por lo que es mucho espacio para todos. Vamos controlando la cantidad de personas que va ingresando”, continuó.

A su vez, sobre si les fue redituable o no el uso utilizar la posibilidad de la venta virtual, señaló: “La página web no era nuestro fuerte, nuestro fuerte es que la gente esté acá en el negocio, recorra y vea todos los artículos que tenemos, pero nos tuvimos que adaptar y agregar muchos más artículos a la página web porque era el único método que teníamos para poder volver”.

Con respecto del análisis que hace en estos primeros tres días de reapertura sobre el número de personas que ha ingresado al negocio, la mujer respondió: “Obviamente que no se compara con la cantidad de gente que nos ingresaba siempre, más que tenemos que tener en cuenta que no hay colectivos, pero está ingresando gente y entienden que no tienen que venir en familia. Por ahí vienen de a dos, uno elige y el otro tiene la tarjeta”.

“Lo que más solicita la gente son acolchados, ropas para bebé, cosas de invierno y los artículos de perfumería”, contó la empleada del tradicional local comercial, quien detalló: “Tratamos de evitar que no se midan las prensas, desinfectamos cada vez que se ingresa, pero les aclaramos que tienen un mes para cambiarlo. La parte de cajas está cerrada, solo ingresa la persona que va a abonar”.

Mirá la nota completa:

En vivo desde el paseo comercial San Luis.

Publicado por Rosario Nuestro en Miércoles, 13 de mayo de 2020