venezuela

Ciudadanos venezolanos protestarán en las calles en el sexto día de apagón


El pueblo de Venezuela fue convocado a marchar este martes, luego de más de 100 horas de apagón, para exigir la salida de Nicolás Maduro del poder, ante una crisis que se hace cada vez más intolerable para los ciudadanos por la falta de agua y comida.

Juan Guaidó, proclamado presidente interino, llamó a las manifestaciones en la tarde y se prevé que haya un acto poco antes de las 17 (hora local, 21 GMT), coincidiendo con la hora en que comenzó el jueves el corte de luz, el peor en este país de 30 millones de habitantes.

«Todos a la calle a gritar con brío que muera la opresión», llamó la noche del lunes en Twitter el joven jefe parlamentario, reconocido como mandatario interino por más de 50 países liderados por Estados Unidos.

El líder opositor pidió a los venezolanos ponerse de acuerdo para exigir el respeto a sus derechos, ya que la Asamblea Nacional culpa al chavismo del apagón que mantiene de momento sin energía a al menos cinco estados del país, de acuerdo con un mapa difundido por Guaidó en Twitter.

Según ha dicho el proclamado presidente encargado, el fallo eléctrico se presentó por la mala gestión de las autoridades de energía y por la falta de inversión en el sistema.

Pero el régimen de Maduro asegura que lo que ocurrió fue un «sabotaje» en la principal hidroeléctrica del país, el Guri, aunque no ha profundizado en detalles.

La emergencia, que afecta a Caracas y a 22 de los 23 estados, mantiene intermitente el servicio en varios sectores, aunque hay zonas del interior sin luz desde el pasado jueves. «Aquí no ha llegado nada. Seguimos a oscuras, durmiendo en hamacas o en colchones en la calle», dijo Roxana Peña, de 27 años, quien vive cerca de la ciudad petrolera Maracaibo, donde el calor acelera la pérdida de alimentos.

El apagón colapsó el suministro de agua, ya de por sí deficitario, porque las bombas de los tanques requieren energía para funcionar. Ante ello, muchos intentan aprovisionarse en supermercados o fuentes naturales.

En Caracas, en una medida desesperada, un grupo de personas bajó al canal del contaminado río Guaire para recoger agua en una bocatoma ubicada a un costado. «Tenemos la garganta seca», gritaron a militares que los desalojaron.

Habitantes de Caracas tratan de conseguir agua en el río Guaire (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

Fuente: Infobae.