OPERACIÓN "POLAK"

Cincuenta allanamientos y 17 detenidos: desbarataron una banda internacional dedicada al tráfico de armas


La Gendarmería Nacional, desbarató este miércoles una banda que se dedicaba al tráfico internacional de armas. Las tareas se llevaron a cabo tras una exhaustiva pesquisa que permitió detectar el accionar de la numerosa banda internacional dedicada al tráfico de armas. El megaoperativo culminó -por ahora- con 17 detenidos y el secuestro unas 935 armas.

Tras ocho meses de tareas de inteligencia criminal y un total de 52 allanamientos realizados en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Río Negro y Santiago del Estero se logró dar con una banda que traficaba armas desde Estados Unidos y Europa hacia nuestro país para, luego, enviarlas a Brasil vía Paraguay.

Éstos, enviaban las armas (desde fusiles Colt M4 calibre 5,56 a fusiles AK 47) desde EE.UU. hacia Argentina a través de encomiendas. Los cargadores, en cambio, eran comprados en Alemania, trasladados a España, que mediante encomiendas eran llevados a Holanda para ocultarse, finalmente, en contenedores que venían en barco a nuestro país.

Una vez ensambladas el arma y el cargador, eran ocultas y enviadas a Brasil utilizando una empresa de transportes de pasajeros de origen paraguaya, con la connivencia de un grupo de choferes. En Paraguay, las armas eran trasladadas vía terrestre hasta la zona de Pedro Juan Caballero, donde eran ingresadas al territorio brasilero mediante vehículos de gran porte.

Por su parte, la ministra de Seguridad de Patricia Bullrich dio detalles del operativo e informó que “las armas salían de Estados Unidos y otras de Europa” y explicó que, por ese motivo se llamó a la operación “Palak”.

“Es un barco de origen portugués que traía partes de armas. Acá estamos hablando de unas mil armas que se armaban aquí, en la Argentina”, relató Bullrich agregó: “Tenemos un arsenal en Buenos Aires, otro en Río Negro y otro en Córdoba. Todas estas armas conformaban una triangulación: de Estados Unidos y de Europa a la Argentina, donde se armaban y se enviaban a Pedro Juan Caballero, Paraguay, para enviarlas a Brasil”.

El personal de la fuerza que comanda Gerardo Otero efectuó 50 allanamientos en diversos domicilios, armerías y oficinas ubicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las provincias de Buenos Aires, Santiago del Estero, Córdoba, Rio Negro y Santa Fe.

Los operativos se desarrollaron en conjunto con funcionarios pertenecientes a la Dirección Nacional de Investigaciones de Rodrigo Bonini, del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos de Norteamérica (DHS en inglés), de la AFIP-DGA, de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y de la ANMAC.

Tras el procedimiento fueron apresadas 17 personas; además, los efectivos secuestraron granadas, armas largas y cortas como, por ejemplo, fusiles FAL, fusiles Colt M4, ametralladoras Browning y un caños marca Oerlicon, más de 30.000 municiones de diferentes calibres, 166.000 dólares, 800.000 pesos, pólvora, granadas, minas anti-tanques, balanzas, visores nocturnos, documentación de empadronamiento de armas, partes de armamento y katanas, entre otros elementos de interés para la causa. En total, se contabilizaron 935 armas.