ciencia

Científicos buscan clonar a caballo prehistórico que vivió hace 40.000 años

Una cría extinta fue encontrada en perfecto estado de conservación, ahora trabajan en extraer células vivas para clonarla.

Redacción Rosario Nuestro

martes 11 de septiembre, 2018

Científicos rusos y surcoreanos están buscando células vivas en un potro de una especie extinta de équido muerto hace 40.000 años, preservado en el permafrost de Siberia hasta su reciente hallazgo.

“Afortunadamente, los tejidos musculares del animal no se dañaron y se conservaron bien, así que logramos obtener muestras de este descubrimiento único para la investigación en biotecnología”, dijo el jefe del museo Mammoth, Semyon Grigoriev.

El experto en clonación de Corea del Sur, Hwang Woo Suk, dijo a The Siberian Times que se está realizando una exploración conjunta para encontrar una célula viva para la posible clonación del potrillo. “Si logramos encontrar una célula, haremos nuestro mejor esfuerzo para clonar este animal único”, dijo.

“Estamos tratando de haber un cultivo primario utilizando este caballo bebé, que fue descubierto hace unas semanas en el cráter Batagai en Yakutia, la región más fría de Rusia. Si obtenemos células vivas de este antiguo caballo bebé, es una maravilla promesa de clonación”, agregó.
A su juicio, cuando el mamut lanudo haga su regreso-un proyecto en el que trabaja también el científico surcoreano-, su madre sustituta será un elefante, pero dijo que debería ser más fácil usar una yegua moderna para restaurar una especie de caballo perdido.

“Tenemos tantos caballos vivos. Podemos obtener una muy buena elección de huevos de estas hembras. Y después de hacer el embrión clonado con este caballo bebé, podemos transportarlo fácilmente a la madre sustituta. Hay tipos de caballos que están muy cerca de esta antigua especie extinta. Si encontramos una célula viva podemos clonar este antiguo caballo”, concluyó.

En la actualidad, la región es habitada por caballos de Yakutia, conocidos por su resistencia a los inviernos siberianos, y que viven ahí desde hace unos 30.000 años. El cráter de Batagaica, donde se encontró el potrillo, es considerado como una puerta al inframundo.

Comentarios