10 días sin colectivos

Choferes de colectivos endurecen su postura: “Si no está el 100% del pago del sueldo no volvemos a trabajar”

El Secretario Adjunto de UTA Rosario confirmó que sigue la medida de fuerza y manifestó que "le quieren hacer creer a la gente que si se sube al colectivo se van a contagiar de coronavirus" para no destrabar el conflicto.


Este miércoles se van a cumplir diez días de paro y hasta el día de hoy el panorama es incierto para el sector. El conflicto que afecta a distintos puntos del país, y que en Rosario inició el pasado lunes a raíz de atrasos en el pago de los salarios al mes de abril, sigue sin soluciones aparentes.

La medida es casi histórica, una situación como esta, de tantos días sin transporte urbano de pasajeros solo se vivió en 1992 y en 1997, pero no tenía que ver con el pago de los salarios.

“En todos estos días no hemos encontrado una solución satisfactoria para que nos cumplimenten el 100 por ciento del salario, así que vamos a mantener la medida hasta que las empresas o las autoridades nos den una solución”, afirmó el Secretario Adjunto de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Rosario, Sergio Copello y explicó que son unos 2500 los trabajadores que se encuentran en esta situación.

En el marco de la pandemia y con la necesidad de las autoridades de desalentar el uso del colectivo, se cree que esa sería una de las razones por cuales, no hay intenciones de destrabar el conflicto de una forma rápida.

“Nosotros llevamos 10 días sin transporte, Córdoba 13 y en Córdoba tuvieron volver para atrás en la cuarentena. En Rosario ya tenemos cinco casos positivos, eso que lo que intentan es hacerle creer a la gente que se sube al colectivo y se baja contagiado con coronavirus, no es tan cierto”, expresó Copello.

Asimismo, el gremialista contó que hubo reuniones con autoridades municipales pero que “no hubo soluciones de fondo, solo buenas inteciones” y que se encuentran acompañados con el resto de los sindicatos que representan al transporte a nivel local y nacional.

Sobre la posibilidad de una “flexibilización”, Copello lo negó rotundamente y aseguró que ninguna autoridad se acercó a pedirlo.

“Vamos a mantener esta medida hasta que las empresas o las autoridades nos den una solución. No hay otra alternativa”, remarcó.