COPA LIBERTADORES - GRUPO H

Central durmió en la última y se quedó con las manos vacías ante la Católica


Rosario Central sigue sin ganar en 2019 y ante Universidad Católica escribió una nueva frustración porque estuvo a un puñado de minutos de traerse un punto a la ciudad. Dos torpezas puntuales lo dejaron con las manos vacías ante un equipo que sin grandes luces, terminó justificando la diferencia por lo hecho fundamentalmente en el primer capítulo.

Esos primeros 45 minutos tuvieron un claro dominador en la 'Cato', que manejo con criterio el balón y se mostró mucho mas agresivo y decidido aún con muchas limitaciones individuales. Es que dentro de su alineación hay jugadores que han pasado por el fútbol argentino sin un gran lucimiento, tales son los casos de Fuenzalida, Aued, Puch o el mismísimo Saéz, de pasado tirolense en la ciudad.

En contraposición con la postura de los chilenos, a los auriazules todo le costaba demasiado. Partiendo de la falta de tenacidad por recuperar y pasando por la distribución y presencia ofensiva, el equipo quedó demasiado largo e inconexo, a tal punto que la única chance medianamente interesante llegó por intermedio de Claudio Riaño.

Promediando el primer capítulo y desde un pelotazo largo de Dituro que contó con un yerro importante de Barbieri, Edson Puch le ganó en velocidad a Allione y definió de puntín ante el achique de Ledesma para establecer la apertura del marcador.

El segundo capítulo mostró una variante actitudinal en los Canallas, saliendo con mayor determinación para buscar el empate. Con mas empuje que juego, se las ingenió para verlo un poco mas de cerca a Matías Dituro y se potenció aún mas esa percepción con el ingreso de Fernando Zampedri, agregándole esa dosis de peligrosidad que podía arrimarlo al empate.

El final de la contienda traería aparejado dos emociones fuertes. Una corrida de Vergara y una notable definición desató un festival en el banco de suplentes auriazul que sentían que la chance de robar un punto estaba al alcance de la mano. Es que antes del empate parcial, los chilenos habían tenido tres buenas chances de cerrar la historia.

La última acción de la noche traería consigo una nueva puñalada por todo Rosario Central. Una nueva corrida del capitán Fuenzalida y una falta infantil del juvenil Rizzi le devolvieron a la Católica el alma al cuerpo. Aued le pegó secó al palo opuesto de Ledesma y final de un nuevo capítulo que volvió a pegarle a los Canallas un golpe de nocaut.

Formaciones y estadísticas

 


x
Paladini flotante