detenidos

Cayó la banda del “cuento del tío”: los detalles de cómo operaban los estafadores

Este jueves se produjo el arresto de ocho personas que robaron entre mayo y junio unos 350 mil dólares a través de engaños telefónicos. Habló la hija de una mujer a la que intentaron timar sin éxito.


Este jueves cayó una banda de gitanos cordobeses que robaron un botín estimado en unos 350 mil dólares, solo entre mayo y junio, a través de estafas telefónicas. Tras una serie de allanamientos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) fueron detenidos ocho personas en unas cabañas ubicadas en Tierra de Sueños 2 en Roldán.

Principalmente las víctimas de este delito conocido como "el cuento del tío" fueron ancianos, a quienes engañaron, en muchos de los casos haciéndose pasar por empleados bancarios o agentes de ANSES, y de esa manera lograron que entreguen dinero en efectivo y/o joyas en puntos determinados de encuentros o los guiaban por telefóno para que realicen transferencias bancarias.

También fue muy habitual en los últimos meses los casos de personas que cayeron en las estafas al creer escuchar del otro lado de la línea telefónica a un familiar. Esto fue lo que intentaron, en los últimos días, con una mujer oriunda de la localidad en la que arrestaron a esta banda, aunque no tuvieron éxito.

Rosario Nuestro dialogó con su hija, que relató de qué manera y de forma insistente, llamaron a su madre para llevar a cabo una de sus tantas estafas. “Mi mamá es joven, no tiene voz de señora mayor. Primero le dijeron 'Hola Abuela' y mi mamá le dijo 'Quien habla'? y le responden 'Tu nieta, la más linda'. Esto fue la semana pasada", contó.

"Hoy (por el jueves) la llaman de nuevo, era un hombre, iba a hablar y cortó, por eso sabe que era un hombre. A los dos minutos la llamó una mujer, de entre 25 y 30 años, y le dijo 'Hola tía, soy tu sobrina' y ella le dijo 'Hola!! Que necesitas? (con tono que sabia que le estaban tomando el pelo). Y le dijo 'Hija de Puta… y le cortó. Asi fue”, narró la hija de una mujer que logró percatarse del engaño, uno de los tantos que intentó la banda durante los últimos dos meses.