justicia

Caso Lucas González: se presentó un décimo policía y podrían acusarlo por distintos delitos

Fue señalado por sus propios compañeros como uno de los primeros en llegar a la escena. Podrían acusarlo de encubrimiento, privación ilegal de la libertad, amenazas y odio racial.


La causa por el crimen de Lucas González, el joven futbolista de 17 años que murió tras ser baleado por policías de la Ciudad, suma una nueva persona. El oficial Sebastián Baidón, agente de la fuerza porteña, se presentó ante la Justicia junto a su abogada y se puso a disposición del fiscal que instruye la causa, Leonel Gómez Barbella. Ahora, los investigadores del caso evalúan acusarlo de encubrimiento, privación ilegal de la libertad, amenazas y odio racial.

El efectivo había sido señalado por distintos de los efectivos que ya están siendo investigados, como uno de los primeros en llegar a la escena luego del ataque cometido contra el joven Lucas González en el barrio de Barracas. Además, sus propios compañeros lo acusaron de tirar al piso a uno de los amigos de Lucas González y esposarlo.

Según informaron fuentes judiciales, Baidón se puso en las últimas horas a disposición judicial y los investigadores del caso evalúan acusarlo de encubrimiento, privación ilegal de la libertad, amenazas y odio racial.

Sebastián Baidón se desempeña en la Comisaría Vecinal 4 D de la Policía de la Ciudad y es chofer del principal Héctor Cuevas, uno de los seis efectivos detenidos e imputados por el encubrimiento del hecho, a quienes se les atribuye haber modificado la escena y “plantar” un arma.

x
Paladini hasta 30-06