pese a haber sido absuelta

Caso Emi y Faku: la provincia suspendió a la mujer policía acusada de ocultar pruebas

El secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, David Reinero, explicó que la agente cometió una falta administrativa grave, que es independiente de la resolución que tomó la Justicia.

Sonia Gómez, la policía acusada por ocultar pruebas
RosarioPlus

Pese a haber sido absuelta por la Justicia, la provincia suspendió a Sonia Gómez, la agente policial acusada de ocultar pruebas en el siniestro vial en el que fallecieron Emiliano Cáceres y Facundo Aguirre -popularmente conocidos como Emi y Faku- en 2014, motivo por el cual no cobrará el dinero que dejó de percibir por la jubilación desde el 22 de febrero de 2014, cuando fue pasada a disponibilidad tras el choque.

Gómez es la madre de Federico Gómez, el joven que conducía el vehículo en el que viajaban los chicos que murieron. La noticia fue dada a conocer este martes por el secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, David Reinero, quien explicó los motivos de la sanción y aclaró que obedece a una falta administrativa grave, que es independiente de la resolución penal.

“Las cuestiones administrativas o institucionales tienen que tener un criterio distinto al penal  y eso está contemplado en la Ley 12.521 de Personal Policial, que regula , entre otras cosas, la cuestión disciplinaria", argumentó Reinero durante una conferencia de prensa en el Concejo Municipal para afirmar que la sanción que recae sobre Gómez es la "suspensión del empleo". Al respecto, señaló que la uniformada “no tenía ninguna orden para participar en el momento del hecho (el siniestro vial en el que fallecieron Emi y Faku), no estaba en funciones como miembro de la institución policial”, dado que estaba retirada.

A su vez, precisó que "la suspensión de empleo para un miembro de la policía es una falta grave. Lo más duro para un miembro del personal policial es la destitución de empleo, que le corta la carrera y se le retienen haberes, entre otras cuestiones puntuales dentro de la fuerza". Esa es precisamente la consecuencia que pesará sobre la mujer, quien se jubiló luego de ser absuelta: no podrá percibir el dinero que dejó de cobrar desde el 22 de febrero de 2014, cuando fue pasada a disponibilidad luego del choque.

Finalmente, aclaró si la sanción penal hubiera sido distinta, se hubiese llevado adelante la remoción. "Pero sí se encontraron elementos para definir la suspensión de empleo. Más allá de que esté retirada, la sanción queda en el legajo”, insistió.

De la conferencia, participaron, además, las madres de los adolescentes que perdieron la vida en el siniestro, Fabiana Ferreyra y Valeria Trotz, la concejala María Eugenia Schmuck y el diputado Federico Angelini, entre otras autoridades y representantes de organizaciones de seguridad vial.