SIGUE LA INVESTIGACIÓN

Caso Bocacha Orellano: "Si es el pibe que metimos para adentro del boliche, estamos en problemas"

El fragmento corresponde a una conversación entre el abogado del dueño de Señor Ming y el propietario de la discoteca, según reveló Edgardo Orellano, el papá del joven cuyo cadáver apareció flotando en el río en febrero de 2020.


Este jueves el padre de Carlos Orellano, el joven cuyo cadáver apareció flotando en el río Paraná el 26 de febrero de 2020, reveló una conversación que habrían tenido el abogado del dueño de Señor Ming, el boliche al que fue a bailar Bocacha antes de su muerte, con el propietario de la discoteca. "Si es el pibe que metimos para adentro del boliche, estamos en problemas", fue la advertencia del profesional para su defendido, de acuerdo al relato de Edgardo Orellano acerca de un audio que encontró la familia entre el material vinculado a la causa que les brindó el fiscal Patricio Saldutti, quien lleva adelante la investigación.

"Guillote, tengo miedo que mañana te investiguen el boliche, así que lo que tenés ahí sácalo todo en cajas de vino. Si el pibe cayó fuera del boliche, te van a escrachar el boliche, pero si es el que metimos para adentro, estamos en problemas", es el fragmento completo que el padre de la víctima dio a conocer en una rueda de prensa que brindó a casi 11 meses del fallecimiento de su hijo. “El mismo fiscal (Saldutti) nos pasó todo el material en bruto y en casa empezamos a investigar. Encontramos mensajes, audios, de Guillermo Wolfing, el dueño del boliche, donde aparentemente, por la voz es el abogado".

Tras aportar este dato en charla con la prensa, siguió: “¿A qué se refiere con el pibe que metieron para adentro? Esos audios están y la Justicia no lo encontró. En las actas dice que no pudieron abrir los teléfonos, que no pudieron sacar ningún dato, ¿y cómo nosotros lo encontramos? Con una computadora para estudio, de esas que da el Estado a los chicos”.

Sobre las últimas novedades de la causa, Orellano dijo: “Estoy conforme con lo que está haciendo la Cámara de Diputados, no estoy conforme que se haya llevado tanto tiempo, porque todas las pruebas estaban desde el primer día, Fiscalía lo tenía. Todavía no está el análisis de ADN, ¿lleva 11 meses un análisis de ADN?”. A su vez, se mostró ofuscado por las demoras en la investigación y una respuesta que recibieron del fiscal a cargo: “El abogado (de la familia) trató de comunicarse con el fiscal Saldutti y le dijo ‘estoy de vacaciones’, como diciendo ‘no me molesten que estoy de vacaciones, esperan a que vuelva’. Pero hay un montón de gente que debería estar imputada y presa porque son asesinos, son criminales, han actuado en manada, en patota y están gozando de su libertad porque el fiscal está de vacaciones y estuvo de vacaciones 10 meses porque todas las pruebas que tenemos, las tiene Fiscalía desde el primer día”.

Por otra parte, apuntó contra el fiscal de Homicidios de Rosario, Adrián Spelta: "Se metió tantas veces que hizo una causa para embarrar la causa, incluso el día de la autopsia, que nos volvió locos porque no quería que pongamos la perito de parte de Virginia Kreimer (médica forense) y su equipo. Tuvimos que ir a una audiencia para que nos permitan que la perito por parte nuestra pudiera trabajar en esa autopsia y tampoco le dejaron toca el cuerpo. Spelta, que tanto daño hizo de entrada, que pasaron 14 días hasta que clausuraran las puertas del boliche. Durante esos 14 días entraron y salieron la gente del boliche, los dueños, los empleados, sacaron todo lo que quisieron, hicieron la limpieza que quisieron y nadie clausuraba. El único que clausuró fue el intendente pero una clausura municipal, no de la Justicia. Si Saldutti está de vacaciones, Spelta como jefe tendría que estar actuando ya. No sé qué hace la fiscal regional nueva. ¿Y el fiscal general Baclini qué hace?”.

También cuestionó a aquellos testigos del hecho que no prestaron declaración, que mintieron o cambiaron sus dichos: “Toda la gente que está de testigo de parte del boliche, empleados y patovicas, mintieron todos, ninguna declaración fue igual a la otra, todos dijeron cosas distintas. Tienen que ir todos presos por desviar la causa, por mentir. La ley lo dice, si va a prestar declaración bajo juramento, les corresponde de dos a diez años de prisión. La Justicia no hace nada, se tomaron diez meses para decir lo que nosotros sabíamos desde el primer día. No sé cuáles son las pruebas que necesita la Justicia para imputar a esta gente. Hay un montón de gente implicada, no solamente la policía, está el dueño del boliche, patovicas, los empleados que vieron todo, se callaron la boca y no hablaron y los que hablaron mintieron. La mayoría dijo que estaba muy borracho y el análisis de alcohol le dio 0,2”.

“Acá va a haber un montón de gente que va a ir presa por callarse la boca, por querer ocultar a los homicidas, por defender a los asesinos. Fue un homicidio, lo mataron y todos los que estaban dentro del boliche lo vieron. La gente que trabajó en limpieza, no aparecen, porque son los que limpiaron la sangre. Se encontraron rastros de sangre lavada, ¿quién la lavó?”, concluyó el padre de Bocacha Orellano.

x
Paladini flotante