mundo

Carrera presidencial en Brasil: Lula aseguró que será candidato “si es necesario para ganarle a un fascista como Bolsonaro”

El ex presidente confirmó su decisión de enfrentar al actual mandatario, luego que la Justicia brasileña anulara sus condenas por el Lava Jato.


La carrera presidencial en Brasil de cara a las elecciones 2022 ya comenzó y Lula se metió de lleno con una contundente frase: "Seré candidato si es necesario para ganarle a un fascista como Bolsonaro". A sus 75 años, el ex mandatario del vecino país se mostró con fuerzas para la contienda electoral, luego que se confirmara que el Superior Tribunal de Justicia anuló sus condenas por la causa de corrupción Lavo Jato.

De todos modos, tras esta frase, aclaró: "No necesariamente tiene que ser Lula, tengo 75 años, considero que tengo una buena salud y estoy bien físicamente, pero podemos escoger a alguien que pueda representar a los sectores progresistas". Durante una entrevista con C5N, también se refirió a la negociación del gobierno argentino con el Fondo Monetario Internacional: "Tiene que entender (NdR: hablando sobre Kristalina Georgieva, la titular del FMI) que no puede hacer presión sobre la Argentina, no puede cobrar la deuda de Argentina, y tampoco cobrar intereses de la deuda de Argentina".

"El FMI tiene que entender que el presidente Alberto Fernández tiene que tener un compromiso urgente y prioritario que es salvarles la vida a millones de argentinos y argentinas que pueden morirse por la falta de recursos que Argentina le debe al FMI porque un presidente irresponsable creó esa deuda y le dejó el pago a Alberto Fernández", continuó el fundador del Partido de los Trabajadores en Brasil.

Siguiendo con el tema, el ex presidente brasileño enfatizó: "Tenemos que hacerle presión al FMI, yo creo que el Grupo de Puebla, que se reúne con los principales líderes de América del Sur, tiene que hacerle presión para que el FMI no presione a Argentina, y que Argentina no tenga que pagar la deuda ahora, Argentina ahora tiene que cuidar de su pueblo".

Acerca de la anulación de sus condenas por el Lava Jato, Lula definió al lawfare como "la utilización del Poder Judicial" según intereses políticos, una práctica de la que se consideró víctima: "Eso pasó con mi proceso, eso también pasó con Cristina (Fernández de Kirchner), con Rafael Correa, pasó con Evo Morales. Y puede seguir ocurriendo".

"En el caso de Brasil lo más grave es que había intereses del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, de las petroleras americanas, de las grandes industrias de ingeniería americanas, que querían destruir nuestra industria del petróleo y del gas", añadió y continuó: "Ese proceso ha sido una mentira muy grande, desde 2016 mis abogados han mostrado y han probado que era una mentira y una farsa: la realidad del proceso en mi contra ha sido un powerpoint que los acusadores hicieron y mostraban que yo había creado una banda (por una asociación ilícita), pero no era así".

Profundizando más en la causa y todo el proceso, dijo: "Cinco años después, la Corte Suprema dice que yo estaba en lo correcto y anuló los procesos que se habían hecho en Curitiba (capital del estado brasileño de Paraná, donde actuó el exjuez Sergio Moro). Yo sólo les puedo decir que tengo la consciencia tranquila, me habían condenado por un hecho indeterminado. El juez (por Moro) mintió, los procuradores mintieron y la Policía Federal mintió porque había que alejar a Lula de la competencia electoral de 2018. Pero yo estoy acá, vivo, entero, tengo 75 años y una energía de 30 y estoy listo para la pelea a pesar de todo lo que ocurrió conmigo".

"A mí me persiguieron en Brasil y yo estoy seguro que Cristina, como yo, vencerá en sus procesos en la Argentina", aseguró Lula con respecto a las causas judiciales conta la vicepresidenta del país.

x
Paladini flotante