duras criticas

Cardozo dijo que en su propuesta de control urbano, Irizar reconoce el fracaso de 30 años de gestión socialista


Archivo Rosario Nuestro

El concejal de Cambiemos, Carlos Cardozo, dijo a la prensa que la presentación de las propuestas de Control Urbano y fuerzas municipales que realizó la candidata a intendenta del Partido Socialista, Verónica Irízar, no hace más que ratificar lo que él viene denunciado desde hace años.

“La gestión en seguridad urbana, control, prevención, tránsito y todas las áreas de la Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario ha sido un verdadero fracaso y sus propios postulantes no pueden sostenerlas, al punto de presentar como propias muchas de las ideas y las propuestas que hemos pedido implementar desde Cambiemos y otras fuerzas políticas de la ciudad”, advirtió Cardozo.

En ese sentido reclamó que, desde hace años, piden que se constituya una fuerza de control única y se unifiquen esfuerzos en lugar de mantener estructuras paralelas. “Notamos que no hay vocación de controlar y poner orden en Rosario”, explicó el concejal  y reflexionó al respecto: “Ahora resulta que la candidata del PS y su comando de campaña descubren esa falencia que se repitió en todos los gobiernos municipales del Partido Socialista”.

“Escuchar al socialismo hablar de incorporar tecnología para videocámaras es ridículo, cuando en 2009, Miguel Lifschitz decía que ese tema no era “competencia municipal”, se preguntó Cardozo e insistió que “reestructurar las fuerzas de control” para Irízar decía, “no tenía sentido”. Por lo tanto Cardozo manifestó que “el modelo de gestión de la ciudad no está adaptado a la realidad”.

“Por qué hay que esperar a que Irízar gane primero la interna y eventualmente la general para adaptar el modelo de gestión a la realidad”, se preguntó y argumentó que Fein podría hacerlo ahora mismo.

Después, volvió sobre el tema y señaló que es “tragicómico” que se haya hecho una presentación de propuestas diciendo: “Hicimos todo mal, pero si nos vuelven a votar lo vamos a hacer mejor”.

Por último aseguro que este paso en falso no se puede dejar de lado, porque los rosarinos “no viven según los tiempos de las elecciones sino según sus propias demandas y necesidades”