ZONA OESTE

Fiesta clandestina: hablan los vecinos

RosarioNuestro charló con los vecinos, quienes hicieron un relato minucioso de la batalla campal que tuvo lugar el lunes a la madrugada.

Por Agustin Shcoler

martes 26 de diciembre, 2017

El barrio amaneció plagado de vidrios

Foto: Franco Trovato Fuoco

Ayer a la madrugada hubo una enorme fiesta en Plaza Azcuénaga, un pequeño terreno verde que está ubicado en Camilo Aldao, entre Mendoza y San Juan. Allí, según contaron vecinos de la zona, se juntaron miles de jóvenes a festejar la navidad. Música fuerte, alcohol, excesos, peleas y arrebatos, fue el combo fatal que coronaron los balazos de goma que gatilló la Policía local. Hoy por la mañana los picos de botella aún tapizaban las veredas de la zona.

Una vecina que vive sobre Camilo Aldao, en el lugar donde se realizó el festejo, charló con RosarioNuestro. Ella participó en forma involuntaria del evento y estaba muy enojada. “Me orinaron todo el frente de mi casa. Me tocaron el timbre hasta que lo desconecté y no pude dormir en toda la noche. Empezaron como a las 3 de la mañana y terminó cuando llegó la Policía, un ratito antes de las 6. Si hubieran parado esto a tiempo nos ahorrábamos todos el mal momento”, señaló una señora que hoy seguía baldeando las baldosas de su casa para intentar eliminar los rastros de una noche agitada.

Franco Trovato Fuoco

Según señaló una mujer que vive en San Juan al 5300, la fiesta se organizó en las redes sociales varios días antes y todos los chicos de barrio Azcuénaga estaban al tanto. “Es así. Como no hay control se mezclan los pibes tranquilos con los otros y se pudre todo. Esto fue una batalla campal que se podría haber evitado con facilidad. No hubo una tragedia por casualidad”, remarcó la testigo.

“Yo vi envases de bebidas tirados en la calle hasta en Mendoza y Teniente Agneta. Era una fiesta re linda, pero cuando se fue haciendo de día la cosa se puso más pesada. Ahí arrancaron las piñas y los choreos .Cayó la cana y se pudrió todo”, aseguró un comerciante que trabaja y vive en la cuadra de los hechos, quien aseguró qué “si no hubiera estado con mi novia me quedaba en la fiesta, pero me fui a dormir”.

Franco Trovato Fuoco

De acuerdo a lo que informaron desde el Ministerio de Seguridad, los uniformados de la Policía rosarina intervinieron en el evento durante la madrugada del lunes, luego del llamado de un vecino. Cuando se presentaron en el lugar  fueron recibidos con piedras y botellazos; por lo que realizaron detonaciones al aire con balas anti tumulto para evitar que la trifulca pase a mayores.

Comentarios