DETALLES SOBRE EL CONSUMO DE LOS ROSARINOS

Calor y tarifazo, ¿combinación compatible a la hora de comprar un aire?

Desde la Asociación Empresaria aseguran que el nivel de ventas disminuyó menos que el año anterior,

Redacción Rosario Nuestro

domingo 4 de marzo, 2018

En Rosario se registró uno de los veranos más calurosos y secos de los últimos años. Las pocas precipitaciones y la fuerte intensidad del sol convirtieron a la ciudad en un verdadero horno. El aire acondicionado se volvió casi en una necesidad imperiosa para pasar los calores pese a que en paralelo las tarifas de energía fueron en aumento. ¿Repercutió el tarifazo en los bolsillos de los ciudadanos? ¿Aumentó o disminuyó el consumo? Para contestar a estas preguntas, Rosario Nuestro habló con Ricardo Diab, presidente de la Asociación Empresaria de Rosario y  Enzo Gentileuno de los titulares de Gentile Hogar.

Para hacerle frente a las altas temperaturas, los rosarinos tuvieron que buscar diversas alternativas: el río, la pileta de algún club y la piscina en casa (para los más pudientes) se volvieron aliados para soportar los penetrantes rayos del sol. Pero nada como la comodidad del hogar, y cuando los ventiladores ya no alcanzan, el mejor refrigerio es el aire acondicionado.

Las ventas anduvieron muy bien porque hubo varios beneficios. Primero, porque hizo un calor histórico, muy importante; y segundo, porque los aires se incorporaron al listado de Ahora 12 y Ahora 18″, explicó Gentile. Las dos alternativas de compra son planes que no estaban contemplados anteriormente y permitió que un segmento de público de clase media / baja pudiera acceder a la compra.

Franco Trovato Fuoco

Pese a que la suba en las tarifas de energía no generó un impacto directo en el mercado, el titular de Gentile Hogar comentó que la gente pregunta por lo que gasta el aire y detalló que la tecnología inverter, equipos que consumen hasta un 40 por ciento menos de energía y que son más onerosos, empieza a surgir como alternativa. “Como toda nueva tecnología, hay que amortizarla con los años”, agregó.

Por su parte, Ricardo Diab aclaró que “las tarifas han repercutido en otra cuestiones” y que “la pérdida está fundamentalmente en los negocios que tienen que usar la energía para mantener sus productos o refrigerar el local”.

“Si nosotros calculamos el nivel de ventas, disminuyó menos que el año anterior, pero ya veníamos de una caída muy importante. Nosotros cerramos el 2016 con un 7 por ciento de ventas negativas, pero este año, como bajamos el 1,5 o 2 por ciento las ventas negativas, vos decís ‘bueno mejoramos algo’, pero en realidad es de lo malo que veníamos”, añadió el presidente de la Asociación Empresaria de Rosario con respecto a las ventas en general en todo el 2017.

A nivel financiero, el medio más utilizado por el público a la hora de adquirir el electrodoméstico fue a través de la tarjeta crédito y con la variedad del Ahora 12 o Ahora 18. “Cuando una persona tiene el efectivo para comprar, quiere descuentos, eso es por el mercado volátil que tenemos”, aclaró Gentile.

En la entrevista, el empresario reveló que las ventas crecen cuando los fines de semanas la temperatura es agobiante: “Es típico que si hizo mucho calor, los lunes se comercializan muchos equipos de aire”. Y continuó: “El que está en su casa tiene calor y quiere el aire acondicionado”.

Los equipos más elegidos por los compradores van de las 2.200 a 3.000 frigorías y oscilan entre los 9.000 y 10.000 pesos, en cambio si dispone de la tecnología inverter, la cifra asciende a los 17.000 pesos. Otro de los más comprados son los aires de 4.500 frigorías, que usualmente se colocan en las salas de estar, livings y comedores, superando los 22.000 pesos.

El 2017 no registró grandes cambios en comparativa al 2018 en relación a las ventas de los equipos de aire. Teniendo en cuenta las condiciones climáticas de este verano, hubo mayor demanda, aunque de todas formas, Enzo Gentile lamentó la falta de incentivo al consumo porque en caso de haber existido “la curva de crecimiento habría sido más grande“.

Comentarios