23°
viernes 01 de marzo del 2024

Buscan normalizar el servicio en la zona de Perón al 6000, tras el intento de robo de cables que dejó con graves secuelas a un joven

Desde la EPE se refirieron al terrible hecho ocurrido este domingo en la zona oeste. Buscan evitar que se “normalicen” los robos de cables. Un kilómetro de preensamblado cuesta más de 30 millones de pesos, graficaron desde la empresa.

Un joven de 20 años que trató de robar cables en la zona oeste de Rosario este domingo se encuentra en grave estado en el Heca a raíz de las quemaduras recibidas. El hecho ocurrió en Presidente Perón al 6000 y dejó sin luz a los vecinos del lugar. Ocurrió este domingo pasadas las 19 y debido a la magnitud del desperfecto que generó todavía trabajan para terminar de restablecer el servicio en la zona.

“Es una situación en realidad que excede a Rosario e incluso excede a la provincia de Santa Fe, que tiene que ver con situaciones socioeconómicas que, bueno, van proliferando este tipo de acciones y de delitos. Lo que está sucediendo es cada vez más vandalizaciones”, expresó, al aire del programa El Puente, que se emite por Radio Mitre Rosario, Esteban Rezza, vocero de la EPE.

Y dio como ejemplo que en el año 2023, la Empresa provincial de Energía registró alrededor de 1000 denuncias por un total de 2 millones de dólares en pérdida, en robos, hurtos y vandalizaciones. “No es un robo puntualmente para la EPE, sino que es a los usuarios del servicio, porque en definitiva este tipo de acciones, afecta directamente en la calidad del servicio”.

Desde la empresa señalaron que un kilómetro de cable preensamblado cuesta más de 30 millones de pesos.

Respecto al terrible episodio ocurrido ayer, desde la firma estatal indicaron: “Son cables subterráneos que están expuestos a un altísimo voltaje y si se toma contacto, la descarga suele provocar daños muy graves e incluso provocar la misma muerte”.

Cabe recordar que hace poco tiempo, un hecho similar, le costó la vida a una persona en el intento de sustraer cables de una red de media tensión en calle Carrasco al 3900. “Manipular cables tensionados es algo sumamente peligroso, no riesgoso, peligroso, porque ya les digo, nuestro cuerpo tiene 70% de agua, entonces el agua es conductora de electricidad. Entonces, al tomar contacto, el puente eléctrico que se genera es sumamente fuerte y es un shock que recibe el cuerpo de manera inmediata que puede incluso provocar la muerte”, amplió.

En tanto, desde la EPE remarcaron que la intención es no naturalizar los hechos de robos o vandalismo: “De hecho hubo una serie de allanamientos que hay en el último tiempo más de 100 detenidos por este tipo de robo. La intención incluso es poder sumar a los desarmaderos y considerarlos como una asociación ilícita porque no es simplemente el primer eslabón el que hay que atacar, que en este caso es la persona que va a vandalizar, sino toda la caden”.

Consultado sobre si se logró restablecer el servicio de energía eléctrica para los vecinos de Perón al 6000, Rezza, comentó: “En totalidad no. Parcialmente se fue restituyendo y seguimos trabajando para normalizar toda la zona”.