FIEL A SU ESTILO

Bielsa: "Cualquier cosa obtenida sin jugar será decepcionante"

El Loco se mostró contento por lo que será la reanudación del campeonato y destacó que, si bien una resolución anticipada le hubiese dado el ascenso con el Leeds, él prefiere ganarlo en el campo de juego.


Después de 90 días sin hablar, el actual entrenador de Leeds, Marcelo Bielsa, brindó este jueves una conferencia de prensa en la que se mostró contento por lo que será la reanudación del Championship y la posibilidad de ganarse el ascenso a la Premier League dentro de la cancha: "Cualquier cosa obtenida sin jugar habría sido decepcionante", expresó.

La frase del Loco se debe a que su equipo marcha primero en la tabla de posiciones con 71 unidades (una más que su perseguidor, West Bromwich Albion) y, de haberse finalizado el torneo de Segunda División, la búsqueda de 16 años de parte de Leeds para volver a la Premier se habría terminado prácticamente sin patear una pelota.

"Cualquier cosa que hubiésemos obtenido sin jugar habría sido decepcionante. No poder compartir esta búsqueda del ascenso con el hincha es algo que no hubiera deseado", sostuvo el ídolo de Newell's, que si bien ahora tendrá la posibilidad de volver a la acción con su equipo el domingo para enfrentar a Cardiff, lo cierto es que será a puertas cerradas por los protocolos sanitarios implementados en el marco de la pandemia de coronavirus.

La idea del entrenador rosarino se condice con la postura de los directivos, ya que director deportivo de los Blancos, Angus Kinnear, ya había avisado que no les gustaría ascender por decreto: "Sería una vergüenza nacional ascender sin jugar".

Sobre lo que implicará este retorno atípico a la actividad, Bielsa explicó que "lo más importante será la adaptación mental de los jugadores", al mismo tiempo en que sostuvo que "el fútbol que se va a jugar no va a ser el mismo que el anterior".

Leeds y Cardiff se verán las caras el próximo domingo, desde las 8 de la mañana en lo que será el primer partido para ambos después del parate de tres meses en el fútbol inglés.