NO HAY HERIDOS GRAVES

Banega convirtió y... ¡la tribuna se cayó!


El Sevilla se impuso 3-1 en condición de visitante ante el Eibar, y extendió su buena racha cosechando su tercer triunfo de manera consecutiva y metiéndose en la pelea por los primeros puestos. Pero el resultado no fue lo que trascendió, sino lo que sucedió fuera del campo: una tribuna se cayó.

Cuando el argentino Ever Banega convirtió el primero de sus dos goles, el cual fue desde el punto penal, el festejo en las gradas causó un accidente: la vaya de contención de una de las plateas no aguantó y se vino abajo, y varios hinchas cayeron al piso.

No hay que lamentar heridos graves, según informó el Eibar en sus cuentas oficiales: "Hay algunos aficionados contusionados que se han retirado por su propio pie. Las asistencias han retirado a dos de los afectados. No hay heridos de gravedad".

El partido estuvo suspendido durante seis minutos en el 2-0 del Sevilla hasta que la situación se normalizó por completo.

x
Paladini flotante