COMO EN PINAMAR

Avanza un proyecto para limitar el consumo de cigarrillo en las playas

"No se trata de una prohibición total, sino de generar espacios libres de humo e instalar una serie ceniceros para evitar la contaminación directa de las colillas en el río", explicó la concejala que impulsa el proyecto, Renata Ghilotti.


El Concejo Municipal se encuentra trabajando sobre la iniciativa de la edila Renata Ghilotti, quien busca limitar el consumo de cigarrillos en los balnearios de La Florida, Rambla Catalunya y en todas aquellas instituciones públicas o privadas que cuenten con playas, balnearios y/o espacios al aire libre con acceso al río Paraná, a los fines de disminuir la contaminación con las colillas y cuidar la salud de los rosarinos.

"No se trata de una prohibición total, sino de ciertas restricciones. De aprobarse la Ordenanza, todas las instituciones públicas o privadas con salida al rio,  deberán instalar una suerte de ceniceros y limitar el sector de fumadores alrededor de estos", aclaró Ghilotti.

En cuanto a la motivación de esta medida, la edil aseguró que: "Centra su causa en la lucha contra el tabaquismo, la promoción de hábitos saludables y por sobre todo la protección del medio ambiente" y agregó: "Existen experiencias exitosas en el país, como el caso de Pinamar y en Rosario hay organizaciones locales que trabajan, y muy bien, en la concientización de la contaminación con colillas y el reciclado de las mismas".

En detalle el escrito presentado señala: "Todos los balnearios, instituciones y/o establecimientos públicos y/o privados que cuenten con playas, balnearios y/o espacios al aire libre en contacto directo con el Río Paraná o con acceso al mismo deberán: Colocar en lugares visibles señalética que indique la prohibición de fumar y la existencia de  sectores para fumadores donde, además, se deberán colocar recipientes acordes para depositar las colillas de los cigarrillos con la siguiente leyenda: Fumar es perjudicial para la salud y el medio ambiente, cuidemos nuestras playas".

"Una sola colilla de cigarrillo puede contaminar hasta cincuenta litros de agua potable y representan entre el 30 y 40% de todos los residuos recogidos cada año en la limpieza urbana y de playas a nivel mundial", recordó Ghilotti.

Para finalizar, la concejala reveló que se prevé la aplicación de multas para aquellas personas que incumplan lo impuesto por la ordenanza. Pero que primariamente habrá un periodo de adaptación a cargo del Municipio para informar a la sociedad sobre esta medida y concientizar sobre la protección del medio ambiente y de nuestras costas.