VICTORIA CONTUNDENTE

Argentina le ganó con claridad a Perú y finalizó el año cómodo en las Eliminatorias

Con una muy buena actuación colectiva, el equipo de Scaloni derrotó 2-0 al de Gareca con goles de Nico González y Lautaro Martínez.


Con un muy buen funcionamiento colectivo, Argentina venció con claridad a Perú 2-0 en Lima y se despidió de su año futbolístico cómodo en la tabla de las Eliminatorias sudamericanas, con 10 puntos sobre 12 posibles, solo por detrás del líder Brasil. Nicolás González y Lautaro Martínez marcaron los goles. En marzo se retoma la actividad y la Albiceleste recibirá a Uruguay en Santiago del Estero y luego disputará el Superclásico contra el Skratch en condición de visitante.

Si bien el primer cuarto de hora mantuvo cierta paridad, cuando a los 16 minutos Nico González, la gran aparición de esta doble fecha que recibió la asistencia de la otra figura nacional en los dos partidos, Giovani Lo Celso, anotó el 1-0 con un fuerte zurdazo cruzado, todo fue dominio del equipo de Lionel Scaloni, que mereció llevarse de territorio peruano alguna diferencia más abultada.

A los 27 en otra buena acción colectiva que inició Lionel Messi, quien levantó su nivel con respecto al choque ante Paraguay transformándose en el claro conductor del equipo y mucho más pasador que gambeteador, la siguió Leandro Paredes que habilitó con un pase milimétrico a Lautaro. El delantero del Inter, que venía de pifiar una situación clara, esta vez eludió al arquero Pedro Gallese y puso el 2-0 con el arco vacío demostrando su jerarquía.

Ya con la ventaja de dos goles a favor, la Albiceleste tuvo cada vez más espacios para dañar a una llamativamente frágil selección peruana, lejos del sello impuesto por Gareca en casi todo el ciclo que los volvió a llevar a un Mundial tras más de tres décadas de ausencias. Los locales solo insinuaron alguna mínima reacción en el primer cuarto de hora del complemento, con más ímpetu que ideas. Franco Armani, con algún puñetazo salvador, sacó al conjunto nacional de los pequeños apuros que pasó.

La restante media hora fue de pleno dominio argentino, con sociedades, movilidad, con Messi en la función que quizás se le empiece a ver más por la simple razón que ya no le es tan sencillo eludir jugadores como antes ni tiene la misma explosión que tiempo atrás. Conductor y pasador, el crack rosarino siempre tuvo opciones por delante de su línea para poner a correr a sus compañeros con una pelota profunda.

A la noche le faltó algún gol más del conjunto que dirige Scaloni, fundamentalmente del capitán, que buscó el suyo en algunas ocasiones, en una de ellas tuvo todo el tiempo del mundo en el área ante la pasividad defensiva de Perú, para un lado, para el otro, se acomodó y finalmente taparon su remate que tenía destino de red. Más tarde, con una clásica definición suya acariciando la pelota de zurda, el disparo a colocar se fue a escasos centrímetros del palo derecho de Gallese, que nada pudo hacer. Sí, el 10 está negado con el grito en este cierre de su particular 2020.

Con este triunfo, Argentina recuperó las unidades que no pudo conseguir contra Paraguay en La Bombonera pero sobre todo dio un paso adelante en su juego y el estilo que está en proceso de definirse. Quedó a dos unidades del líder Brasil (puntaje perfecto) al que enfrentará en marzo fuera de casa. Antes y en Santiago del Estero, recibirá a Uruguay. Luego de eso, se vendrá la Copa América que organizará junto a Colombia.

x
Paladini flotante