SIGUEN LAS PÁLIDAS EN BOCA

Amenazaron a la familia de Wanchope Ábila

La familia del delantero xeneize está con custodia policial luego de un llamado recibido por su madre, en el que amenazaron de muerte y secuestro a sus seres queridos.


No son para nada días positivos los que está viviendo Ramón Ábila, el goleador de Boca. Además de la lesión muscular en el gemelo que lo dejaría afuera del Superclásico ante River del 22 de octubre por la semifinal de vuelota de la Copa Libertadores, el delantero sufrió amenazas hacia su familia en Córdoba, precisamente sobre un posible secuestro.

La casa de sus más cercanos en el barrio Remedios de Escalada de La Docta tiene custodia permanente de parte de la Policía Federal, ordenada por el Juzgado Federal N°1 de la capital provincial tras la intervención del fiscal Enrique Senestrari. Una llamada telefónica alertó a las autoridades sobre un hipotético ataque al padre de Wanchope, quién ahora está en Buenos Aires.

El nuevo inconveniente físico del futbolista xeneize, una fija en el equipo dirigido por Gustavo Alfaro, lo marginó prácticamente de la revancha ante el Millonario, en la que deben revertir el 0-2 sufrido en la ida para avanzar a la final de América. En caso de llegar, lo haría lejos del 100 por ciento de sus posibilidades.

Además, medios de la provincia de Córdoba también se refirieron a una comunicación que habría recibido el propio jugador en su celular durante el domingo, en el que le dieron detalles de dónde vive su familia, su ex pareja y su hijo, aunque fuentes del Ministerio de Seguridad desconocieron esta información y no hubo intervención de las áreas de seguridad de Nación y Ciudad.