INFORME

Alquilar para independizarse, ¿problema o solución?

Propiedades en alquiler en Rosario.

En Capital Federal se aprobó la ley para que los inquilinos no deban pagar más comisión a las inmobiliarias por los alquileres. La iniciativa recibió 51 votos a favor en la Legislatura porteña y dio un respiro a miles de personas que buscan independizarse, pero que no logran rentar un departamento porque los gastos de comisión, depósito, sellado, entre otros, superan cualquier posibilidad de bolsillo. Ahora, serán los propietarios quienes deban afrontar ese gasto, que no podrá superar el 4,15% del valor total del contrato.

Bajar los gastos de las operaciones de alquiler de vivienda es algo que preocupa y que también se debate en Rosario donde, en total, hay más de 100 mil contratos. Según pudo saber Rosario Nuestro, uno de cada 3 rosarinos alquila en la ciudad. Los departamentos más demandados son los monoambientes y los de 1 y 2 ambientes.

"En Rosario hay más de 100 mil contratos de alquiler".

Ariel D'Orazio, del Consejo Asesor de Vivienda en la Oficina del Consumidor, dijo en diálogo con este medio que se necesitan al menos $30 mil o más para ingresar a un departamento, teniendo en cuenta el mes de alquiler, la comisión, el impuesto al sello, el depósito, la averiguación de antecedentes de la garantía y la mudanza, entre otros gastos.

Al respecto, dijo: “Creemos que lo de Capital Federal es un avance fundamental. Estamos muy contentos. Entendemos que es fundamental que esto se replique en todos los rincones del país. Supone un gasto sustancial menor para el inquilino que, por lo general, no dispone de ese dinero. El gasto se bajaría en un tercio. Deberían sancionar leyes similares en todas las provincias”.

"Se necesitan al menos $30 mil o más para ingresar a un departamento".

Tras contar que las propiedades más demandadas por los interesados en alquilar son los monoambientes y los departamentos de 1 y 2 ambientes, D'Orazio argumentó que la gente intenta acomodarse en espacio chicos y en las afueras del centro de Rosario para poder afrontar los gastos y vivir solos.

“El inquilino busca cada vez achicarse más: valores más económicos para alquilar. Hay un giro de aquellos jóvenes que lograron vivir solos y que se ven obligados a volver con sus familias porque no pueden sostener los gastos, así como también cada vez se registran más alquileres en grupo para abaratar”, detalló en comunicación telefónica.

Para él, la ley de alquileres para regular el mercado inmobiliario que presentó el bloque socialista en Diputados, es importantísima. Como en Capital Federal, la iniciativa busca poner tope a las comisiones que cobran las inmobiliarias por los contratos y plantea que los honorarios sean compartidos entre propietarios e inquilinos.

Tal proyecto fue presentado por el diputado Rubén Galassi, y tiene como objetivo “evitar abusos y democratizar el acceso a la vivienda”. De esa manera, las comisiones no podrían ser de más del 4% de valor total del contrato y serían pagados en partes iguales por el inquilino y el propietario. En caso de renovación de contrato, la comisión pasaría a ser del 2%. Por último, el impuesto inmobiliario quedaría en manos del propietario.

En su momento, Galassi expresó: “A diferencia de los servicios, como la luz o el gas -que claramente debe abonar quien utilice esos servicios-, el impuesto inmobiliario es un impuesto al patrimonio y como tal lo debe abonar el titular de ese patrimonio, o sea el propietario, nunca el inquilino”.

Lo mismo sostuvo hoy en Buenos Aires Gervasio Munoz, el titular de Inquilinos Asociados: “Es inadmisible pensar que el inquilino es un cliente de la inmobiliaria, y que como tal debe pagarle una comisión para firmar un contrato de alquiler. La inmobiliaria trabaja para el propietario, que es quien debe pagar sus honorarios. Además, la certificación de firmas tiene que ser gratuita. La ley, si se aprueba, empezará a poner las cosas en su lugar”.

¿Qué segmento de rosarinos busca alquilar?

D'Orazio fue claro al respecto: la mayoría de los rosarinos que buscan alquilar un monoambiente o departamento chico en una zona económica son solteros o parejas de entre 20 y 35 años que se quieren independizar. Los barrios más accesibles para los bolsillos de esta gente son aquellos alejados del Microcentro y el Macrocentro, es decir, ninguno cerca de las universidades, centros gastronómicos o boulevards. Aún así, barajando todas las posibilidades más económicas, un alquiler no baja de $6500 (dos ambientes).

En esa línea, comentó: “Se resigna calidad de vida por no tener el poder adquisitivo. La demanda de alquileres de extiende en Rosario cada vez más. Es muy difícil adquirir una vivienda propia. Hay personas que superan los 40 años y no pueden comprar. Y, desafortunadamente, los alquileres son cada vez más altos. Se necesitan más de 120 salarios promedio para la adquisición de una propiedad  de al menos 2 dormitorios”.

“Buscamos que en la provincia se regule este fenómeno. De aprobarse la ley, se reducirían de un 5% a un 2% los gastos inmobiliarios y las comisiones bajarían un 1% por parte del propietario y del inquilino. Esto se empezó a discutir en la legislatura y esperemos que corra la misma suerte que en Capital Federal. Esto eliminaría el cobro de comisiones y las expensas extraordinarias que se trasladan al inquilino y lo compromete económicamente. Las inmobiliarias hacen trampa”, concluyó D'Orazio.

¿Qué piensan desde las inmobiliarias?

Rosario Nuestro dialogó con Andrés Gariboldi, de Dunod propiedades, para ver cómo impactaría la ley de alquiler en el negocio inmobiliario. “Hoy en la provincia de Santa Fe lo que está vigente como ley es que el locatario abone el 5% en concepto de honorarios y el propietario sólo paga los honorarios de administración del inmueble. Eso es un uso y costumbre que se establece hace muchísimos años”, señaló.

“Para alquilar un monoambiente, una persona necesita unos $4000 en conceptos de honorarios y gastos más el mes de alquiler. Acá casi nadie pide depósito como sí sucede en Capital Federal”, comentó. Para él, la mayor dificultad con la que se encuentran los inquilinos al momento de querer alquilar son las garantías.

Sobre la ley de alquiler, expresó: “La mirada que tenemos es que en la primera vivienda no se cobren los sellados de contrato, eso sería muy ventajoso para el inquilino. La otra medida la vemos contraproducente porque el propietario va a querer trasladarlo al valor locativo. Vemos positivo eliminar el sellado (el 1,3% del monto total del contrato) e ir a la búsqueda de mayor cantidad de inmuebles para alquilar en el mercado, ya que eso disminuiría los valores”.

x
Paladini flotante