SORPRESIVO PROCEDIMIENTO

Allanamiento en la sede de Central: sospechan vinculación del club con las empresas del detenido Andrés Bracamonte

Lo afirmó el fiscal que investiga la causa, Miguel Moreno, quien se presentó este lunes en el edificio canalla luego del arresto del líder de la barra brava auriazul.


La policía realizó un sorpresivo allanamiento este lunes por la tarde en la sede céntrica de Rosario Central, en el marco de una investigación por lavado de activos contra Andrés Bracamonte, líder de la barra brava auriazul y quien fue detenido tras una serie de procedimientos realizados por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en la ciudad y otras localidades de la región.

Los uniformados llegaron al lugar ubicado en Mitre entre Córdoba y Rioja, en pleno centro de la ciudad e irrumpieron en las oficinas auriazules. Según explicó el fiscal que investiga la causa, Miguel Moreno, se procedió "al secuestro de documentación que está relacionada con una investigación en curso y todo esto puede ser de total relevancia".

Durante la jornada de este lunes se hicieron bajo esta investigación 16 allanamientos en distintos domicilios de Rosario, Granadero Baigorria e Ibarlucea, localidad santafesina en donde reside el referente de la tribuna canalla y lugar donde secuestraron dinero en efectivo, teléfonos celulares y dos automóviles de alta gama.

"No hay más detenido por esta causa y no se allanará otra dependencia. No hubo ningún dirigente del club presente, debo destacar la buena predisposición del personal integrado por abogados, contadores y personal administrativo que tuvieron una gran colaboración con la medida judicial", dijo Moreno desde las puertas del edificio de calle Mitre.

Según reveló el abogado de Bracamonte, Carlos Varela, en diálogo con el programa El Puente de Radio Mitre Rosario, su cliente es investigado por situaciones "inconsistentes" en cuanto a la declaración de algunos bienes luego de un allanamiento contra el barra brava en abril de este año.

El periodista de Radio Mitre Rosario, Andrés Cánepa, informó que durante el tiempo que trabajó la TOE en la sede de Central, los dirigentes auriazules presentes fueron cuatro: el vicepresidente 2º, Marcelo Facciano, el pro secretario Sebastián Martini, el vocal titular Bruno Privitera y el vocal suplente Pablo Facciutto.

Desde Central dejaron actuar a la Justicia

La abogada de Rosario Central intentó ingresar a la sede de calle Mitre pero personal policial le impidió el paso. Es que adentro de las oficinas trabajaba personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) secuestrando documentación para investigar una posible vinculación del detenido por lavado de activos y líder de la barra brava canalla, Andrés Bracamonte, y la institución de Arroyito.

"La evaluación de toda la documental la tienen ellos, no puedo brindar ninguna información porque es una investigación que aún está en curso después de labrarse el acta", sostuvo Estela Marelli, en diálogo con los cronistas que cubrieron el procedimiento de la policía.

Cuando fue consultada por los pasos a seguir, la asesora legal explicó: "Esto continuará con la información que brinde Fiscalía y las respectivas informaciones que se anuncie en el legajo. Lo único que pude constatar en relación a mi función fue que se cumpla con todo lo que decía la orden de allanamiento".

Por último, con respecto al procedimiento que se llevó a cabo en la dependencia auriazul, la abogada deslizó: "Lo que se buscó fue documentación avalando por el juez, no están investigando a personas del club y no puedo adelantar nada porque no quiero entorpecer la causa".