RADIO MITRE ROSARIO

Allanamiento en la sede de Central: "Estamos manejados por una secta que vino a cambiar el club para mal", dijo el expresidente Norberto Speciale

El ex mandamás auriazul arremetió contra la actual dirigencia por las sospecha de la Justicia de vinculación entre el club y Andrés Bracamonte, jefe de la barra brava detenido el lunes. "El proyecto era destrozar a Central y realmente los tengo que felicitar porque lo lograron", dijo.


El expresidente de Rosario Central, Norberto Speciale, habló en El Puente de Radio Mitre Rosario hizo duras críticas contra la actual comisión directiva del club, luego de que la sede canalla de calle Mitre haya sido allanada por las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) en el marco de una investigación contra el líder de la barra brava auriazul, Andrés Bracamonte, detenido el lunes. Según el fiscal que investiga la causa, Miguel Moreno, hay sospechas de vinculación entre la institución rosarina y el referente de la tribuna.

"Costó mucho, después de la intervención, levantar el prestigio del club, de hacer de Rosario Central un club creíble y en los últimos 5 o 6 años han destruido todo ello y lo último fue ayer (por el lunes), con las TOE ingresando al club, una imagen muy triste para todos los canallas", comenzó diciendo el exmandatario, quien estuvo al frente de la institución durante el período 2010-2014.

"No tengo ningún trato ni lo quiero tener tampoco con los actuales dirigentes, en su momento me vino a pedir ayuda el presidente Rodolfo Di Pollina, le dije lo que había que hacer, pero siguió haciendo lo que le decía la gente que hoy está investigada por la Justicia", agregó.

En relación a la causa que vincula al club con Andrés Bracamonte, Speciale expresó: "Mi tesorero Eduardo Macías lo denunció por lavado de dinero. Esto arranca con la comisión anterior, venimos con un tesorero que dejó un plazo fijo de 4 millones y medio que no está más en el club, de una diferencia de balance de 231 millones de pesos, estamos hablando de convenios con colombianos procesados con la justicia española y Central hace un convenio para el manejo de las inferiores".

Indignado con el despliegue policial en la sede de Central, el expresidente arremetió contra la actual dirigencia: "Central está manejado por una secta que vino a cambiar el club para mal, la gente se está dando cuenta después de 4 o 5 años porque estamos pagando un costo altísimo por salir campeón. Ese costo lo estamos viendo ahora, por cualquier tema que se quiera hablar te mencionan que salieron campeones, realmente esto llevó al club a la situación en lo que está. Hay gente que tiene la cabeza tan lavada que piensa que el allanamiento fue en Juniors (bar lindero a la sede), le quieren ganar plata al club".

"No sé en que va a terminar esto, las facturas que se encontraron de empresas fantasmas que Central pagaba, que estaban en el club, cuando se lava dinero una plata es para el lavador y otro para quien le pagaba la factura, habrá que ver quien se quedaba con esa plata.  El comunicado del club emitido no dice nada. Acá nos vendieron que tenían un proyecto, el proyecto era destrozar a Central y realmente los tengo que felicitar porque lo lograron", dijo.

"Lo que hacen con el club es desastroso, hay una junta fiscalizadora con miembros del oficialismo, se fiscalizan a ellos mismos. Así pasa lo que pasa, hacen lo que quieren hacer. Hay una promiscuidad total en el manejo de Rosario Central", añadió.

Speciale se refirió al avance de la causa y cuestionó a la Inspección General de la Justicia: "Dependemos de la Justicia, confío en el fiscal Moreno, entiendo que de alguna manera llevando esto a las ultimas consecuencias el mismo va a colaborar con Cnetral, no lo tendría que haber hecho el fiscal Moreno, sino la Inspección General de la Justicia (IGJ) que está de vacaciones de marzo, nunca le importó nada, convalidaban avales falsos (en relación a procesos eleccionarios en Rosario Central)".

"Me da bronca todo esto, ojalá sea bien para la institución, le pido al socio de Central que vea, analice, que observe lo que está pasando en la institución, es un club demasiado grande, que todo no sea tapado porque salimos campeones", enfatizó.

Por último, el expresidente del club y una de las caras más visibles de la oposición hizo un balance sobre su gestión y lamentó la actualidad de la institución: "Teníamos un proyecto en Central, estuvimos 2 años en la B, no 3, uno era inevitable, no salimos campeones pero le dejamos 40 millones de dólares y eso no lo cambio por nada, hoy si fuera gobierno gente que piensa como yo estaríamos sentados arriba de 30 millones y seríamos el club más fuerte de Argentina, pero hoy estamos fundidos y con allanamientos de las Tropas de Operaciones Especiales".

Andrés Bracamonte, un viejo conocido

Norberto Speciale recordó la relación que mantuvo su comisión directiva con el líder de la barra brava, hoy detenido y a la espera de audiencia imputativa tras ser acusado de lavado de activos. "La relación con los barras bravas es un tema que los dirigentes le escapaban a hablarlo, pero pasa pura y exclusivamente por la entrada de los barras a los estadios, no pueden entrar sin entradas, son protocolos que se le dan a los barras, pero asociar al club con los barras es un disparate, de haber metido facturas y estar lavando plata con el club. Los barras se dedican a cuidar autos, trapitos y entradas para los partidos, sucedió con mi dirigencia y todas las dirigencias, históricamente", mencionó sobre el tema.

Además, apuntó contra la Justicia y las fuerzas de seguridad por la presencia de los 'referentes' de la tribuna: "A mí en un momento estando en la presidencia de Central vinieron a pedirme que aplique el derecho de admisión cuando la policía no tenía los huevos para hacerlo. Si hay alguien al que le conviene el accionar de los barras no es a los clubes, es a la política, a la policía. Fueron amparados durante mucho tiempo y le echan la culpa a los clubes de fútbol".