REPERCUSIONES EN ROSARIO

Alertan sobre la baja de afiliados en obras sociales y prepagas por la crisis económica


En todo el país se vienen registrando bajas de afiliados en obras sociales y prepagas por la crisis económica y la situación no es ajena a la ciudad de Rosario. Rodrigo Sánchez Almeyda, presidente de la Asociación Clínicas Privadas, consideró cuáles son los motivos por lo cuales los rosarinos se están volcando a la atención pública.

«Muchas veces los afiliados conservan la obra social o la prepaga pero al no tener dinero para amortizarse o no poder pagar los seguros legales que imponen la superintendencia del servicio de salud cada vez que uno usa el sistema, prefieren acceder al sector público porque tienen un centro de salud cerca y rápidamente pueden acceder a ese servicio gratuito», explicó.

Almeyda manifestó que esto no es la primera vez que ocurre y que se repite cada vez que la economía argentina no responde: «Mucha gente aparte contrata en forma voluntaria o adhirierndse a través de una obra social a una prepaga. Cada vez que hay una crisis económica, o se producen desempleo, o los salarios son bajos, baja el sistema privado de salud y aumenta la demanda del sector público».

Sin embargo, el presidente de la Asociación Clínicas Privadas dejó en claro que la situación no se asemeja a lo vivido entre los años 2001 y 2002: «Para llevarle tranquilidad a la población no es esa avalancha que se vivió en el 2001 y 2002. En ese momento la devaluación fue del 200 por ciento y el desempleo llegó al 25 por ciento. Diríamos que lo de ahora es un coletazo de la crisis, pero no le vemos el carácter de catástrofe».

Por último, sentenció que «es obvio» que ocurran esta baja de afiliados «teniendo en cuenta cómo es la financiación del sistema de salud de la República Argentina». «Nuestro sistema depende de la cantidad de gente que está en el mercado laboral y de los salarios que perciben», concluyó.