14°
lunes 20 de mayo del 2024

Alemania, la bestia negra de la Selección en tiempos de Messi

«El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once durante 90 minutos y al final siempre gana Alemania», dijo alguna vez el ex delantero inglés Gary Lineker, goleador del Mundial México 1986, en referencia al poderio teutón y al hecho que siempre están presentes en las instancias definitivas.

Al margen que fue una frase aplicada a lo general, nunca fue tan justa si se traslada a lo que le ha sucedido históricamente a la selección argentina enfrentado a «Die Mannschaft». Sobre todo en los últimos tres mundiales, han sido una verdadera piedra en el zapato.

Bien se podría decir que la Selección en tiempos de Lionel Messi ha tenido una «bestia negra» y esa fue sin dudas Alemania, que frustró consecutivamente los intentos del astro rosarino por consagrarse con la Albiceleste.

Siendo locales, en la Copa del Mundo de 2006, el crack del Barcelona tenía 19 años recién cumplidos y el entrenador nacional, José Pekerman, decidió dejarlo en el banco de suplentes y de allí la recordada imagen de Leo en solitario, con los brazos cruzados y la mirada perdida, conteniendo sus ganas de haber salido a jugar. El «machete» de Lehmann en la definición desde los doce pasos dejó afuera a Argentina en cuartos de final.

Un joven Leo Messi viviendo su primera frustración mundialista.

Cuatro años más tarde y con Diego Maradona en el banco de suplentes, apelando a una mística especial para reencontrarse con la gloria en Sudáfrica, los alemanes estaban otra vez frente a los argentinos en cuartos de final. Messi, ya titular indiscutido y con la 10 en la espalda, tuvo en esa Copa del Mundo un desencuentro absoluto con las redes contrarias pese a tener varias chances y finalizó con el cachetazo del 0-4 en contra.

Para la Pulga no hay consuelo, pese a los intentos de Maradona, Enrique y el profe Signorini.

Sin dudas, la mayor decepción para el astro rosarino fue en la final de Brasil 2014 en el Maracaná, cuando el equipo de Alejandro Sabella tuvo las mejores chances e incluso el propio Leo pudo haber convertido pero su remate se fue apenas desviado. A falta de ocho minutos para el final del tiempo extra, el gol de Gotze dejó sin copa al combinado nacional.

Messi, junto al resto de sus compañeros y Sabella, esperando recibir la medalla que nadie quiere.

Meses después de aquella definición en Río de Janeiro, FIFA TV realizó una entrevista con Messi y le mostró las imágenes de ese partido. Mirá las reacciones del mejor jugador del mundo: