Alberto Fernández: "Los últimos cuatro años son inexplicables; se olvidaron de la gente"

El presidente recordó las palabras de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando le dijo que no debía "prestar atención a los poderosos".


El presidente Alberto Fernández aseguró este martes que los "últimos cuatro años son inexplicables" porque representan "un tiempo en el que el Gobierno se olvidó de la gente", en referencia a la gestión del expresidente Mauricio Macri, y recordó las palabras de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando le dijo que no debía "prestar atención a los poderosos".

"Esos cuatro años para mí son inexplicables. Son la metáfora del olvido, hablan de un tiempo en el que el Gobierno se olvidó de la gente y eso es imperdonable", sostuvo y agregó que en el Gobierno de Macri la "palabra fue algo que se desvalorizó mucho en la política argentina".

"Durante aquellos años la mentira fue una constante, con presupuestos que se presentaron y se alteraron totalmente siete días después y planes cambiarios que estallaron a los cinco días", completó.

En ese sentido, sostuvo que su Gobierno busca "dar seriedad" comenzando por "asumir compromisos" y respetando siempre "la palabra que se empeña", al participar del anuncio de inversiones en la Refinería licenciataria de Shell, acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof; el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y autoridades de Raízen.

"Creía que después de la dictadura militar, que dejó a YPF en una crisis enorme, era imposible dejar a esa empresa en la crisis en la que la dejaron, pero pudieron hacerlo", dijo el mandatario en referencia al mandato de Juntos por el Cambio (JxC) que lo precedió.

En tanto, el jefe de Estado destacó el proyecto de la refinería de "exportar combustibles a Uruguay, Paraguay y Brasil" porque son "exportaciones que Argentina necesita".

Dijo que este tipo de iniciativas contradicen a quienes buscan instalar que "fábricas y empresas se van del país" y mencionó que se trata de "una empresa que pone 700 millones de dólares confiando en una Argentina que crece y que marcha por el camino correcto".

De esta forma, desde el partido bonaerense de Avellaneda, el Presidente anunció una inversión de 715 millones de dólares para los próximos tres años, que generará más de 4.000 empleos y se destinará al desarrollo de una nueva línea de producción de combustibles, al aumento de la capacidad de procesamiento en la refinería y la mejora de eficiencia energética e incorporación de nuevas prácticas ambientales.

Por otra parte, Fernández ponderó que las inversiones sean en el Gran Buenos Aires, "que durante todo este tiempo fue absolutamente olvidado".

También estaban olvidados hospitales y viviendas, relató el Presidente al hacer un repaso de los proyectos inconclusos que dejó la anterior gestión.

"Inauguré hospitales en La Matanza que estaban terminados en 2015 y alguien decidió no hacer más hospitales, y estaban listos para funcionar, pero quedaron cerrados, sin uso", dijo, y agregó que también entregó viviendas construidas en 2015 que "durante cuatro años alguien decidió no entregárselas a argentinos que la necesitaban".

En vísperas del 75 aniversario del llamado Día de la Lealtad que se celebra el 17 de octubre (1945), el jefe de Estado recordó que ese día "decenas de miles de personas" partieron desde la provincia de Buenos Aires hacia Plaza de Mayo para reclamar por la "libertad de un hombre" y para que se les reconozcan los derechos que tenían como trabajadores".

Lamentó que "todavía" hoy se discuta "cómo hacemos para que el Gran Buenos Aires tenga la igualdad que merece frente a la asimetría" respecto a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Y agregó: "Y eso no nos puede dejar en paz con nosotros mismos porque aquellas decenas de miles de argentinos y argentinas que se fueron trepados en camiones y colectivos, caminando y cruzando el puente para que le liberen a su coronel del pueblo y les reconozcan sus derechos hoy siguen clamando lo mismo".

Durante el acto, se informó que se priorizará la contratación de empresas del sector PyME nacional, lo que impactará en la creación de puestos de trabajo indirecto.

Raízen es una empresa "integrada de energía" que produce y comercializa etanol, azúcar, combustibles y bioenergía, y es un emprendimiento conjunto entre Royal Dutch Shell y el Grupo Cosan, con presencia en Brasil desde 2011 y, desde 2018, en la Argentina.

"Argentina y Brasil tenemos un destino común inexorable del que no debemos renegar y debemos explotar al máximo juntos", concluyó el Presidente.

x
Paladini flotante