OTRO GRAVE ERROR

Al mejor de Francia, lo dejaron sólo y sin marca


La falta de planificación quedó más que expuesta en la libertad del mejor jugador de Francia: Kylian Mbappé. El delantero del PSG jugó con toda la cancha a su merced y fue el principal verdugo de una Selección Argentina que desde el vamos no tuvo idea de cómo poder frenarlo.

Desde el primer gol del conjunto galo, tan sólo a los diez minutos de iniciado el choque, el joven de 19 años recorrió más de 60 metros sin encontrar resistencia y aprovechó la debilidad en la marca de Rojo en el área para que el árbitro iraní cobre penal, el cual Griezmann cambió por el primero.

Tras el empate de Pavard, luego de que Argentina se puso en ventaja, Mbappé en tan sólo cuatro minutos liquidó el partido. Primero llevándose la pelota en el área contra tres defensores argentinos, y después ingresando en completa soledad desde el sector derecho y definiendo cruzado ante la salida de Armani.

Fue una verdadera pesadilla para la Argentina la figura del "10" francés. La pregunta es: ¿el cuerpo técnico no se lo esperaba? La falta de planificación, con Sampaoli como primer responsable, quedó expuesta en la libertad del mejor futbolista del rival, del más desequilibrante.

Es básico en todo planteo táctico previo a cualquier partido, hacer foco en quién es el principal futbolista que te puede generar daño y cómo evitar que suceda. Así como muchos entrenadores capaces consiguen, estudiando y planificando, neutralizar de la mejor forma posible a Messi a la hora de enfrentarlo. Sampaoli, otra vez quedó en el debe.

x
Paladini flotante