22°
lunes 26 de febrero del 2024

Agapito Blanco invitó a boxear a Monteverde: “No tengo problemas en hacer un round con él”

Todo sucedió en la sesión de este jueves. “Como no lo puedo llevar a un dialogo de barrio y caer muy bajo, por eso le propuse un evento deportivo”, dijo el concejal de Cambiemos.

Otra vez una sesión del Concejo tuvo un momento álgido cuando, en una fuerte discusión, el concejal de Cambiemos Agapito Blanco desafió a Juan Monteverde de Ciudad Futura a pelear y realizar un evento boxístico a tres rounds con el fin de recaudar fondos para una institución benéfica

“Como no lo puedo llevar a un dialogo de barrio y caer muy bajo,  por eso le propuse un evento deportivo”, dijo el concejal Blanco a Rosario Nuestro. Y agregó,  sobre la figura de  Monteverde: «Siempre descontextualiza, me descalifica permanentemente y pone en tela de juicio mi honorabilidad y además, no hace ningún tipo de caso al presidente cuando lo llama al orden.

El conflicto se desencadenó mientras se aprobaban expedientes sobre tablas, en el momento no se estaba discutiendo ninguna ordenanza.  Todo sucedió cuando la concejala Gigliani consultó al presidente del cuerpo, Alejandro Rosello, si existía algún cambio en la integración de las comisiones, ya que según dijo Gigliani en el recinto, el concejal Blanco había puesto en duda su idoneidad para formar parte de dicho espacio.

Ante ese planteo, la concejala justicialista Marina Magnani, dio su respaldo a Gigliani y adujo, desde una perspectiva de género, que lo que hacía Blanco era maltratarla por ser mujer. Como en una catarata, Monteverde salió al cruce en respaldo de sus dos compañeras, y fue ahí cuando Blanco, con cierta sorna,  invitó al edil de Ciudad Futura al combate boxístico.

“Le propuse generar un evento deportivo a beneficio de una entidad alquilamos Sportivo América, lo tratamos e intercambiamos unos golpes de box, y se lo dije en serio ese contexto” señaló Blanco que reiteró que está dispuesto a hacerlo. “Me acusó de cobarde, habida cuenta que no hay manera de contenerlo, lo trasformé en un evento deportivo para juntar dinero para bien público, no tengo problemas en hacer un round con él”, siguió. Y añadió: “Tenía que encontrar la manera de planteárselo de otra manera”.

“Cuando uno lo lleva al plano dialéctico y no hay resultados hay que intentar pararle el carro. Después que le dije eso se cayó la boca”, indicó al finalizar.