Advierten que la ruptura de Cambiemos en Córdoba puede tener consecuencias nacionales


El referente de la UCR advirtió que la fractura de la coalición Cambiemos «pone en riesgo la posibilidad del triunfo en Córdoba (durante las próximas elecciones nacionales) y lógicamente que puede tener consecuencias en el andamiaje institucional».

Al respecto, el senador nacional lamentó en diálogo con Radio Continental que Cambiemos Córdoba se haya convertido en «una trinchera con los cascos puestos, que flaco favor le hace a la fuerza nacional y al propio distrito».

Naidenoff se refirió así al desacuerdo entre el intendente de Córdoba capital, Ramón Mestre, y el jefe del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, Mario Negri, en torno a la definición del candidato oficialista a gobernador, que terminó en la ruptura definitiva de la coalición en la provincia mediterránea.

No obstante, el referente radical culpó por lo ocurrido a la UCR de Córdoba, que responde mayoritariamente a Mestre: «Lo de Córdoba representa la falta de sentido común y la inteligencia de la propia dirigencia del distrito, donde hay competitividad electoral, donde administramos uno de los municipios más grandes de la Argentina».

Para Naidenoff, «no ayuda para nada una puja de vanidades cuando hay mucho en juego en Córdoba y en la Argentina».
El formoseño se quejó de que «evidentemente, hay decisiones tomadas de antemano» en esa provincia y lamentó que estén involucrados «dirigentes que tiene mucho peso y volumen territorial como el intendente Ramón Mestre o (el diputado nacional) Mario Negri».

«Cuando se arranca de posiciones irreductibles… Espero que en los días que faltan se pueda encontrar un punto de entendimiento, porque no hay ninguna mesa nacional que pueda direccionar los destinos de Cambiemos de Córdoba. Es inviable que una mesa digite una contienda de estas características», señaló.

«El internismo radical exacerbado nos ha jugado una mala pasada. Se llegó a esta instancia por la falta de madurez del propio distrito, que no puede responsabilizar a una mesa nacional los destinos de la provincia de Córdoba. Tienen que encontrar un entendimiento. Cuando se puede ganar, tiene que primar el sentido común», añadió Naidenoff.

Por otra parte, el formoseño subrayó que el presidente Mauricio Macri «es plenamente consciente» de la «incidencia de la economía» en las elecciones, al tiempo que se mostró confiado en que en «los próximos meses» habrá «un recupero» en los indicadores.

Sin embargo, destacó «todo el esfuerzo que se ha hecho para lograr normalizar institucionalmente a la Argentina» y opinó que «lo que se ha logrado es enorme», aunque reconoció que «la economía marca la cancha» en la actualidad.

Por último, Naidenoff también cuestionó a la líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, que ratificó su apoyo a Negri en su postulación para gobernar la provincia mediterránea: «Es un compañero de ruta en la lucha republicana, es decisivo para la construcción de la República en la Argentina. Después de Semana Santa voy a recorrer el país y voy a empezar por Córdoba para acompañarlo».

«La escuchaba a Carrió y creo que hay declaraciones que tampoco ayudan en la cohesión de la fuerza: todos deberíamos aportar para bajar los decibeles. Esto puede dejar secuelas y heridas que tenemos que evitar», concluyó.