DRAMÁTICA SITUACIÓN

Advierten que el 70 por ciento de los gimnasios de Rosario irían a la quiebra si se retrocede de fase

Por la pandemia ya cerraron 50 y quedan en pie otros 270 en toda la ciudad, sumergidos en grandes deudas, por lo que la crisis sería terminal si vuelven a cerrar.


Frente a la posibilidad de retroceder de fase por la curva en ascenso de contagios en Rosario y la provincia, desde el sector de gimnasios advierten que alrededor del 70 por ciento de los establecimientos que quedaron de pie pese a la pandemia, irían a la quiebra. Son un total de 270 los que todavía funcionan y otros 50 tuvieron que cerrar de forma definitiva. Por las deudas acumuladas, incluso desde que fueron habilitados pero con capacidad reducida por el protocolo sanitario, una nueva restricción sería terminal para la gran mayoría del rubro.

Sobre esta dramática situación habló Guillermo Tomatis, presidente de la Cámara que agrupa al sector en la ciudad, quien aseguró: “Estamos con mucha preocupación, la verdad que un retroceso de fase implicaría la quiebra de la mayoría de los actores del rubro. Anoche estuvimos reunidos con los integrantes de la Cámara y seguramente alrededor de un 70 por ciento de los gimnasios no sobreviviría".

“Fueron tres meses de acumular deudas y desde que abrimos hace dos meses y pico, estamos trabajando entre un 30 y 40 por ciento de ocupación, por una cuestión de protocolo, por una cuestión que la gente tiene miedo y porque la gente no tiene plata. Con lo que estamos recaudando ahora ni siquiera nos alcanza para los costos fijos, por lo que nos seguimos endeudando a lo que ya teníamos, por lo cual es imposible un nuevo cierre”, continuó el referente de los gimnasios.

Con respecto al cumplimiento de las medidas sanitarias en este tipo de establecimientos desde la reapertura, contó: “En los gimnasios se cumple totalmente el protocolo, con la Municipalidad hicimos un trabajo en el cual se armó un protocolo espectacular que demostró que en dos meses y medio de trabajo no hubo ni un solo contagio en los gimnasios de Rosario. No entendemos porqué el gobierno provincial, ante la posibilidad de un retroceso, quisiera cerrar nuestros negocios del cual viven un montón de familias y sería decretar la quiebra, la muerte para un montón de nosotros”.

x
Paladini flotante