Acné: ¿Cómo debe ser la alimentación?


El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. A menudo, ocasiona la aparición de comedones, puntos negros o granos, y suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros

El especialista en Nutrición y Entrenamiento Deportivo Jorge Andrea afirma que el proceso del acné está compuesto por tres fases:

  1. Bloqueo del poro. Creando una zona interna sin oxigenación.
  2. Infección bacteriana.
  3. Inflamación: manifestación de los granitos.

Un aumento fuera de lo normal de hormonas androgénicas pero también de insulina, aceleran este proceso. Por eso, una de las claves para combatirlo es mantener baja la insulina” explica Andrea.

Si bien la nutrición adecuada no reemplaza la medicación, la suma de ambas aborda el tema de raíz” agrega.

Falsas creencias

Existen muchos mitos acerca de las causas del acné. Con frecuencia se culpa al chocolate y las comidas grasosas, pero en la mayoría de los casos hay pocas evidencias de que la comida tenga algún efecto sobre el acné. Otra creencia común es que la piel sucia puede favorecer el acné; sin embargo, los puntos negros y las espinillas no son producto de la suciedad. El estrés no produce acné, pero puede empeorarlo.

Tips para olvidarse de los granitos

  1. Olvidarse de los alimentos procesados.
  2. Eliminar la leche.
  3. Eliminar el trigo en todas sus formas (harina, pan, pastas, galletas, facturas, etc)
  4. No consumir alimentos ricos en Omega 6 (aceite de girasol, maíz, soja, trigo, grasas trans)
  5. Aumentar el consumo de Omega 3 como aceite de pescado.
  6. Exponerse al sol.
  7. Incorporar té verde.
  8. Aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina A como el hígado.