cuarentena administrativa

Abre el comercio y otras actividades vuelven a la normalidad en pequeñas ciudades y pueblos de la Provincia

A partir de este lunes se flexibiliza la cuarentena en toda la provincia, menos en Rosario, Santa Fe y Rafaela donde se mantendrán las restricciones.


De acuerdo a la nueva disposición del gobierno provincial, desde este lunes las localidades que no pertenezcan al Gran Rosario, Gran Santa Fe y Rafaela podrán desarrollar actividades que estaban restringidas por la cuarentena. También los pueblos de hasta 5 mil habitantes tendrán la posibilidad de poner en funcionamiento el comercio minorista con las normas y protocolos de seguridad e higiene vigentes.

Desde el ministerio de Trabajo de la provincia informaron que esta nueva modalidad de la cuarentena es donde los municipios comienzan a tomar las decisiones de controlar las actividades. Las actividades que volverán a su normalidad son: obras privadas con no más de cinco trabajadores, actividades de cobranza a domicilio, talleres mecánicos, comercio minorista de venta de mercaderías Esta determinación surgió después que Nación le diera la potestad a las provincias para abrir actividades.

"Nosotros arrancamos con una primera etapa en la que solamente autorizaba la Nación. Pasamos a una segunda instancia en la que los gobiernos provinciales pueden establecer sus propias normas. Y ahora ingresamos en la etapa de delegar a los municipios la potestad de controlar el cumplimiento de lo normado", declaró el ministro de trabajo provincial Roberto Sukerman.

Para el referente de la cartera laboral esta es una “etapa dinámica” donde paulatinamente si irán habilitando rubros con nuevas disposiciones, pero bajo la supervisión del ministerio de Salud. "Hicimos una resolución con un modelo de protocolo, los municipios y comunas van a ser los encargados de autorizar las obras", dijo además sobre el trabajo en la construcción.

El funcionario aclaró que por el momento no se exceptuarán actividades como la de peluquería, una de las tantas que están pidiendo a gritos poder trabajar. Pero también advirtió que "esto no es una foto, es algo gradual, dinámico, quizás con el correr de los días se puedan habilitar otras actividades, como también puede generarse el caso de que por riesgo sanitario algunas deban dejar de desarrollarse".

 

x
Paladini flotante