ESTE MEDIODÍA

Abrazo al Sindicato de Peones de Taxis para pedir la renuncia de Horacio Boix

En diálogo con la prensa, el secretario adjunto, Horacio Yianotti, apuntó a su compañero suspendido y detalló el estado actual de la entidad.


Un abrazo simbólico se realizó este martes a partir de las 11:30 en el Sindicado de Peones de Taxis, ubicado en Salta 2882. Los conductores se convocaron para pedir la renuncia del secretario general, Horacio Boix, quien se encuentra suspendido tras ser acusado por malversa de fondos y utilizar el patrimonio de la entidad para beneficio propio. Además, la cita fue para apoyar la institucionalidad y para que los hechos denunciados ante la Justicia queden debidamente esclarecidos.

En diálogo con la prensa, el secretario adjunto del sindicato, Horacio Yianotti, le agradeció a sus colegas por el apoyo y explicó que organizaron el abrazo "por el bien de los taxistas y la institución". "Sabíamos que esto en algún momento iba a pasar", agregó en referencia al presente de la entidad y detalló que ya presentaron varias denuncias con pruebas en Fiscalía por el accionar de Boix.

Por este motivo, mientras el secretario general se encuentra suspendido por 45 días, los taxistas decidieron instalarse en el sindicato desde el domingo "para preservar el patrimonio y las pruebas". De acuerdo precisó, el material presentado ante la Justicia es contundente y se encuentra archivado en la institución. En esta misma línea, resaltó se refirió al accionar de Box: "Que haga lo que quiera. El sabrá lo que tiene que hacer, más que nada se tiene que defender".

Antes de culminar, explicó que si el secretario general no renuncia se solicitará su expulsión de la Comisión Directiva. "Se va a asamblea, quien dictaminará si vuelve o no", explicó y añadió que el sindicato está funcionando normalmente, "pero con falencias económicas".