CHAPECOENSE IBA POR UN SUEÑO

A un año de la tragedia de Medellín


En la noche del 28 de noviembre de 2016, el mundo del fútbol lamentó una tragedia increíble. El Chapecoense, equipo que hacía historia llegando a la final de la Copa Sudamericana contra Atlético Nacional de Medellín, pasó al recuerdo por el accidente del vuelo de la empresa Lamia en la que viajaba el plantel profesional, utileros, cuerpo técnico y hasta periodistas. La aeronave se estrelló a las 22.15, antes de llegar al aeropuerto.

De las 77 personas que abordaron con alegría, sólo seis sobrevivieron y tres eran jugadores del conjunto de Chapecó: Alan Ruschel, Hélio Neto y Jackson Follman. Un periodista  (Rafael Henzel) y dos operarios bolivianos de la aeronave: el técnico Erwin Tumiri y la azafata  Ximena Suárez, quien hoy justamente presentará un libro contando cosas que nunca dijo de esa trágica jornada.

A raíz de este trágico accidente, la Conmebol decidió proclamar campeón al Chape y al día siguiente el estadio Atanasio Girardot (lugar donde se iba a dispututar la final de la Copa) con toda la parcialidad de Atlético, le rindió un emotivo homenaje a las víctimas fatales.

El video que se hizo viral del último festejo del plantel cuando eliminó a San Lorenzo de Almagro en una de las semifinales de Copa Sudamericana:

x
Paladini flotante