d+ia mundial del autismo

El color azul como emblema para tomar conciencia

El Trastorno del Espectro del Autismo hace referencia a un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 2 de abril, 2018

El autismo o Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) hace referencia a un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral. Dando lugar, a las personas que lo padecen, a sufrir dificultades en la comunicación e interacción con los demás, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta de la persona que lo presenta.

Este lunes 2 de abril se celebra el Día Mundial de la Concienciación del Autismo, un trastorno en el que, a pesar de los grandes avances en la investigación de las últimas décadas que han determinado varias claves fundamentales sobre el mismo, su origen sigue siendo un misterio. Además, el autismo cuenta con la dificultad añadida de que cada persona es diferente, de que cada individuo posee características propias.

Sol Mateo, pertenece a TGD padres Rosario TEA. La agrupación nació en la ciudad de Buenos Aires y en Rosario ya es la séptima campaña que llevan adelante. Según la referente tiene como objetivos primordiales, la visibilización e información de la temática, la incidencia en las políticas públicas y el empoderamiento de los padres.

Sobre la representación del TEA a través del color azul Mateo conto a Radio Mitre Rosario: “Esto es a nivel mundial, la vida de una persona con autismo puede ser como el mar a veces oscuro y tempestuoso cuando viene las crisis y otras claro”. La referente informó que durante toda la semana mantendrán un puesto informativo en el cruce de las peatonales San Martin y Córdoba.

Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada 160 niños tiene un TEA y sus síntomas suelen comenzar en la infancia y persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. Otras estimaciones hablan de que puede afectar a uno de cada 68 niños en edad escolar.

En los últimos años se ha constatado un aumento considerable del número de casos detectados y diagnosticados dentro del TEA, aunque aún no están claras las razones. Probablemente influye la mejora en el conocimiento y la formación de los profesionales, y también la mayor precisión de los procedimientos e instrumentos de diagnóstico. No obstante, no existe una explicación definitiva a este hecho y es muy necesaria más investigación al respecto.

 

Comentarios