Ataques a tiros sin descanso

A pesar de la cuarentena, siguen los hechos de violencia con sello mafioso: balearon tres propiedades durante este fin de semana

Los amedrentamientos bajo esta modalidad se tornaron una actividad común en Rosario. Ni siquiera en el marco del aislamiento bajaron su intensidad. Esta vez no hubo heridos, sólo daños materiales menores ocasionados por las balas.


Como una práctica ya cotidiana del mundo del hampa local, tres nuevos ataques con disparos  a propiedades se registraron durante este fin de semana. En ninguno de los atentados hubo heridos, sólo daños materiales ocasionados por las balas utilizadas en estos casos para dejar un mensaje u ocasionar temor en los barrios.

El primero, fue cerca de la medianoche de este sábado en San Nicolás al 3700 en el barrio de San Francisquito. Personal de Comando se acercó a una vivienda de la zona tras un llamado al 911. El propietario de 71 años les manifestó haber sentido detonaciones, sin embargo, tras el trabajo de relevamiento, no se pudo constatar sobre los disparos ya que no se hallaron vainas servidas,  ni otra prueba que lo acredite. El caso quedó en manos de la Comisaria 21°.

Por otro lado, en madrugada de este domingo, en uno de los palieres del Fonavi de Viamonte al 7100, en el extremo oeste de la ciudad,  el propietario de uno de los departamentos llamó al 911 tras sentir una serie de descargas que lo obligaron a tirarse cuerpo a tierra junto con su familia. Este dijo desconocer la motivación del ataque ni quienes pueden ser los culpables.

En tanto y tras interrogar a la víctima, cuando la policía hizo su trabajo de investigación, se pudo divisar que en la puerta de ingreso a la vivienda había varios orificios ocasionados por los disparos de un arma de fuego También se secuestraron vainas servidas que se hallaron en la vereda del domicilio. No hubo heridos y la denuncia fue radicada en la Comisaría 32°.

La ultima balacera, hasta ahora, del fin de semana, ocurrió en la vecina ciudad de Villa Gobernador Gálvez  en una propiedad de calle. 8 2229. La moradora, una joven de 26 años, escuchó los estallidos e inmediatamente salió de su casa, según su relato los disparos  se efectuaron aproximadamente a las 4 de la mañana de este domingo.  Tras la llegada de las fuerzas de seguridad, se solicito  la intervención del personal Científico forense de la policía santafesina quien constató seis impactos en un ventanal de la planta superior, más el secuestro de seis vainas servidas calibre 9mm.  Intervino  Flagrancia a cargo de la fiscal  en turno Andrea Vega.

Noche violenta: dos heridos de bala en distintos episodios

x
Paladini flotante