padre e hijo asesinados en zona sur

¿A dónde apuntan las investigaciones del caso Riquelme?

Un allanamiento a un bunker de drogas sería la clave para comprender qué pasó.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 9 de febrero, 2018

archivo

Foto: Franco Trovato Fuoco

El miércoles a la noche un ataque armado estremeció a la zona sur de la ciudad. Fue en Presidente Quintana al 3300, unos minutos después de las 21. Dos pistoleros pasaron en una moto y dispararon sobre el frente de la vivienda de Pablo Federico Riquelme. Un gran número de balas se incrustó en el cuerpo del dueño de casa y un plomo perdido impactó en Samir, su hijo de 3 años.

Ambos fueron trasladados a diferentes centros de salud. El pequeño llegó sin vida al Hospital de Niños Victor J. Vilela y su papá murió en el Hospital de Emergencia Clemente Álvarez (HECA), unos minutos después de ser ingresado.

Según lo que contaron diferentes investigadores a Rosario Nuestro, el caso es complejo de abordar. La más grande de las víctimas —para quien se supone estaba organizado el ataque— no contaba con antecedentes penales de ningún tipo; era un desconocido para la Justicia.

Sin embargo, cuentan con algunas pistas que podrían llevar a conocer, al menos, las motivaciones del ataque.

Los chismes y el procedimiento

En los barrios se habla mucho. La gente sugiere y acusa a sus vecinos sin fundamentos, por meros presentimientos. Por eso, cuando los fiscales se presentaron en la escena del crimen a nadie le llamó la atención que los testigos de la zona sugirieran que detrás del doble homicidio había un problema de drogas. “La gente es jodida. Siempre dice lo mismo, no tiene piedad ni pudor”, señaló un pesquisa. Sin embargo, algunos datos apuntan a que esta versión podría tener, al menos en parte, algo de veracidad.

Es que el miércoles 29 de noviembre del año pasado la dependencia de Drogas de la Policía provincial hizo un allanamiento en la misma cuadra donde fueron asesinados los Riquelme. En este procedimiento secuestraron marihuana y cocaína, y fueron arrestadas cinco personas. A los pocos días, Pablo Riquelme denunció en una dependencia policial que su vivienda había sido tiroteada por un grupo de pistoleros.

Los investigadores suponen que estos dos hechos concatenados podrían estar relacionados con el doble homicidio. “Es posible que Pablo haya denunciado a los que vendían o haya incumplido con las normativas del barrio luego de las detenciones”, explicaron.

Por el momento no hay personas individualizadas por el ataque.

Comentarios