falleció un 12 de marzo de 2008

A diez años del fallecimiento de Jorge Guinzburg, el recuerdo de Sabina y de su hija

La actriz recurrió a las redes sociales para rendir homenaje a quien fuera uno de los humoristas más destacados del país. El español también se acordó de su entrañable amigo.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 12 de marzo, 2018

Jorge Guinzburg.

Foto: Archivo.

Este lunes se cumplen diez años del fallecimiento de uno de los humoristas más trascendentes y queridos de la Argentina: Jorge Guinzburg. El conductor falleció un 12 de marzo de 2008 tras una larga enfermedad. Para recordarlo, dos de sus seres más cercanos, su hija Malena y su amigo Joaquín Sabina, le rindieron homenaje. 

El cantante español le hizo llegar un emotivo mensaje a su familia. “Desde el principio Jorge me apoyó invitándome generosamente a sus variados programas de televisión, abriéndome su casa y haciéndome el incomparable regalo de su humor, su cultura y su inteligencia. Como todos los sabios, empezaba por reírse de sí mismo, para ya luego reírse de todo lo divino y lo humano”, expresó.

Además, Sabina continuó destacando la calidad humana del también periodista.”Era un lujo estar con él. Tanto que desde que se fue, hace ya diez años, falta algo muy importante en mi Buenos Aires querido: su compañía, su hospitalidad y su ejemplo.Porque charlar con él, o ir a alguno de sus programas o cenar en su casa era una auténtica fiesta, una de las mejores maneras porteñas de ser feliz. Para mí el Petiso fue, y sigue siendo hoy, insustituible”, indicó.

Por su parte, Malena Guinzburg, utilizó su cuenta de Twitter para recordar a su papá. “Hay un reportaje en donde decís: “Si yo pensara que mi vida tiene una misión sacerdotal, la misión sacerdotal que le quiero dar a mi vida es la de dar alegría”. Bueno, quiero decirte algo: misión cumplida, papá”, posteó junto a varias fotos y enseguida a aparecieron miles de retweets y comentarios de afecto por parte de sus seguidores.

Jorge Guinzburg dejó un invaluable legado en el mundo del espectáculo nacional. Ciclos como peor es nada, La biblia y el calefón y Mañanas informales formaron parte de una carrera signada por el humor y el profesionalismo.

Comentarios