5 formas de evitar el cansancio laboral


  1. Un buen desayuno ante todo.

Está comprobado que existe una relación directa entre la concentración y el desayuno. Por lo tanto, alimentarse bien por la mañana es fundamental para rendir durante todo el día.

Incluir en el desayuno una porción de fruta fresca, un alimento con proteína (huevos o yogur natural), y un cereal integral (avena o pan integral).

  1. Darse un break.

Se ha comprobado que hacer una pequeña pausa mejora la creatividad y la capacidad de resolver problemas.

  1. Moverse.

Es importante invertir un tiempo para hacer ejercicio (incluso pocos minutos al día hacen la gran diferencia), sin embargo, también es importante ejercitar el cuerpo a lo largo del día. Esto además de hacerte sentir bien, te ayuda a concentrarte.

  1. Respetar el tiempo de descanso.

Establecer primero la hora en la que tendrás tu merecido tiempo libre, y a partir de ahí agendar hacia atrás. De esta forma aprenderás a calcular mejor el tiempo que te toma cada una de tus tareas (en lugar de arrastrarlas hasta la medianoche).

  1. Dormir lo suficiente.

Las consecuencias de no dormir bien tú ya las conoces: no logras despertar temprano, te sientes cansado y de mal humor, tu concentración disminuye y es probable que comas más de la cuenta.

Por eso, la pregunta clave es ¿cómo hacer espacio para ir a la cama más temprano?

Tengo un consejo fácil que puedes poner en práctica a partir de esta noche. Lo único que tienes que hacer es prepararte para ir a la cama después de cenar (sin tener que ir a dormir). Es decir, lávate los dientes y ponte la pijama. De esta forma será mucho más fácil simplemente ir a dormir sin posponerlo.