10 consejos claves para estar en forma

La palabra de los especialistas en nutrición y fitness para llevar un peso saludable y tonificado. Alimentación efectiva y ejercicio físico es la combinación que nadie cuestiona a la hora de obtener buenos resultados.

Por Gimena Rubolino

viernes 12 de enero, 2018

  1. Incluir pesas en la rutina de ejercicios. Según Agustina D Andraia conocida como la “chica fit” de Instagram las mujeres tienen entre un 10 y 20 por ciento menos de testosterona que los hombres, hormona que provoca la hipertrofia muscular. El crecimiento muscular en el caso de las mujeres es menor. Por este motivo, son efectivas para tonificar, modelar y quemar calorías. Dato importante: medio kilo de músculo quema 50 calorías en reposo.
  2. Olvidarse de las dietas restrictivas. El problema de estos planes de alimentación es que no son sostenibles en el tiempo ni mejoran la salud. Agustina afirma que “quienes se someten a estos tipos de regímenes alimentarios padecen desgano, frustración, pierden masa muscular, el metabolismo se vuelve más lento y apenas vuelven a comer como antes sufren el efecto rebote”.

Lo único que conduce al éxito es crear cambios de hábitos sostenibles para siempre: “se trata de cambiar el chip en nuestras mentes. De a poco, y sin sufrir, tenés que ir haciendo pequeños ajustes en tu alimentación. Varios estudios comprobaron que se necesitan 21 días para eliminar una imagen mental preestablecida y generar un nuevo hábito. Así que la clave está en aprender a alimentarse, reeducarnos y tener paciencia”.

  1. Tomar dos litros de agua por día es fundamental. El agua es protagonista al momento de llevar una vida saludable porque es el principal componente de nuestro organismo. “Además, transporta nutrientes, ayuda a eliminar toxinas, mantiene nuestra piel hidratada, contribuye a oxidar grasas con mayor eficiencia y mejora la digestión y el estreñimiento, entre otras cosas” explica Rocío Engstfeld, autora de “Eatclean”.
  2. Incorporar un desayuno balanceado. Es importante no saltearse esta comida porque permite encarar el día con mayor energía. Además, brinda mayor saciedad para el resto del día. Lo ideal es incluir algo de frutas, claras de huevo y lácteos magros. Hay muchas opciones para adaptarlo a los gustos personales.
  3. Llevar la vianda al trabajo. Rocío Engstfeld explica que una de las herramientas imprescindibles a la hora de cuidarse es la anticipación, es decir, preparar alguna comida tupper amigable que pueda llevarse al trabajo. Esto permite llevar una rutina semanal equilibrada y saludable. También es importante llevar algún snack como una fruta o barrita de proteínas para las colaciones. Evitan la tentación de elegir opciones menos saludables.
  4. Darse gustos es parte del cambio. Se trata de llevar un estilo de alimentación equilibrada en el día a día pero esto no quiere decir que no puedan comerse dulces o comida chatarra una vez a la semana, por ejemplo. Esto no va boicotear el trabajo de todos los días.

Comer una o dos veces a la semana una comida que salga del eje saludable es sumamente necesario. Saca al cuerpo del estado de confort y lo pone a trabajar”, afirma Rocío.

Además, alimenta al cuerpo y al espíritu y esto motiva a seguir comiendo saludable!

  1. No pasar más de cuatro horas sin comer. Mantiene el metabolismo acelerado, los niveles de insulina estables y el apetito controlado. También, es recomendable reducir el consumo y agregado de sal en las comidas y reemplazar el azúcar por endulzantes naturales como la stevia.
  2. Variar la alimentación. Es una buena oportunidad para probar nuevos ingredientes. Incorporar vegetales que tal vez no son consumidos. En Instagram hay muchas opciones de recetas para poner en práctica. Otro dato: cuanto más colorido sea un plato, más aporte nutricional tiene.
  3. No está de más hacer un control de rutina. Una vez al año es recomendable hacer un chequee completo para saber en qué estado está el organismo, las hormonas, los niveles de azúcar en sangre, etc.
  4. Descubrir un ejercicio que resulte placentero. Si bien es necesario acompañarlo con pesas dos o tres veces por semana para tener el cuerpo tonificado, el ejercicio tiene que ser algo llevadero. Cada persona tiene que elegir una actividad que pueda sostener a lo largo del tiempo ya sea correr, nadar, andar en bicicleta, bailar. Los gimnasios ofrecen muchas opciones de clases y también hay grupos de entrenamientos al aire libre.

Comentarios