RADIO MITRE ROSARIO

Volvieron a operar a Benjamín Biñale, el niño herido por una bala perdida: "Él es un guerrero"

"No es de un momento a otro que va a poder tener una vida totalmente normal", dijo el padre del menor baleado en agosto del año pasado.


Benjamín Biñale, el nene de 8 años herido en agosto del año pasado por una bala perdida antes de jugar un partido de fútbol en Pablo VI, volvió a ser operado esta semana en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela y la intervención resultó exitosa. Si la evolución es favorable, será el último paso del nene por el quirófano.

El padre del menor, Javier Biñale, contó en Radio Mitre Rosario los detalles de la intervención y cómo están pasando en familia este proceso. "Lo operaron por 4 horas, ya se encuentra estable. Lo pasaron a terapia por control y porque debía tener un drenaje. Hoy ya se encuentra en su habitación y tiene hambre, lo cual habla de su fabulosa evolución", adelantó el papá.

Uno de los grandes deseos de Benja es volver a patear una pelota de fútbol, en ese sentido, su padre explicó: "No podemos decir que ya jugará a la pelota como es su anhelo, pero sí es un paso a paso que iremos viendo con los médicos".

Sobre cómo están viviendo las semanas posteriores al trágico episodio que casi se cobra la vida de Benjamín, Javier sostuvo: "Hemos pasado cinco o seis meses feos, donde íbamos a cumpleaños y no podía jugar normalmente. A tal punto que desistimos de ir para que no se sienta mal. Esperemos que de ahora en más comience su pronta recuperación".

"Hay que esperar que el huesito que se introdujo en su cabecita pueda soldarse, no es de un momento a otro que va a poder tener una vida totalmente normal, pero estamos muy esperanzados porque él es un guerrero".

Por último, en relación al avance de la causa que al día de hoy no tiene personas detenidas, Biñale reveló que el fiscal que investiga el caso nunca más lo llamó y nada se sabe del origen de esa bala perdida que lo impactó. "A mí no me preocupa, ya será la justicia de Dios", concluyó.