INSEGURIDAD

Violento robo a un local de celulares en pleno centro: maniataron a los empleados y se llevaron equipos y toda la recaudación

Delincuentes armados irrumpieron en el lugar, ubicado frente a plaza Pringles, se hicieron pasar por empleados para evitar la intervención de clientes y se alzaron con un importante botín.


Un violento robo a un local de venta de celulares y artículos electrónicos ubicado frente a Plaza Pringles tuvo lugar este miércoles por la mañana. Delincuentes armados irrumpieron en el lugar pocos minutos después que abriera las puertas, amenazaron a los dos empleados presentes, los maniataron, los ataron en un cuarto del fondo del negocio, para llevarse luego más de 80 equipos y toda la recaudación, estimada en 60 mil pesos. Para evitar que intervengan algunos clientes que llegaron, se hicieron pasar por trabajadores de este comercio y les dijeron que esperen afuera porque estaba caído el sistema.

“Cuando recibimos el llamado estábamos en Paraguay y Córdoba, veníamos hacia el lado de la plaza Pringles y observamos un muchacho que sale gritando. Vinimos rápido hacia el lugar y nos informan que habían sido robados por dos masculinos, que los habían encerrado en la parte trasera del local, los ataron con precintos. Les robaron aproximadamente 80 equipos, pedían más, vaciaron la caja y calculan que había unos 60 mil pesos”, contó un agente de la Guardia Urbana Municipal, que intervino al encontrarse en cercanías al lugar, en diálogo con Canal 3.

A su vez, aportó más detalles de la modalidad del asalto: “Había llegado gente a comprar equipos, uno de los ladrones salió y les dijo que esperen afuera porque se había caído el sistema. Salieron en dos bolsas de consorcio, uno en una moto 110 negra y el otro se fue caminando con dos bolsas de consorcio. Uno primero les dijo que estaban limpiando y el otro les dijo que se cayó el sistema, que esperen afuera. Después estas personas salieron, se subieron a la moto y se fueron, ahí se dieron cuenta que fueron robados”.

No los golpearon, si los maltrataron pero están todos bien. No necesitaron atención médica, están bastante nerviosos por la situación. Rompieron un espejo atrás presionándolos para que entreguen más equipos, no tenían más entonces les robaron las pertenencias personales. La policía está recorriendo la zona para ver si los identifican por las características que nos dieron los chicos”, relató el agente de la GUM y agregó:  “Hacía 10 o 15 minutos que habían abierto el local, los delincuentes que entraron primero como clientes estaban armados, los llevaron para atrás, les dijeron que se queden tranquilos porque si no los iban a matar. Una vez que se retiraron los delincuentes, se pudieron desatar y dar aviso”

x
Paladini flotante