Segundo informe de la Comisión

Vicentín: más evidencias comprobarían la fuga de capitales y Glencore se niega a brindar información vital

Los diputados provinciales presentaron un segundo informe sobre la agroexportadora con diez documentos públicos, en el que resaltan que no hubo “estrés financiero” sino fuga de capitales. Además, exponen que la empresa suiza Glencore se niega a brindar información vital para la causa.


Por Ignacio Pellizzón

El segundo informe de 51 páginas que elaboró la comisión de seguimiento de Vicentín, que lleva adelante la legislatura santafesina liderada por el diputado Luís Rubeo, refleja y sintetiza diez documentos públicos sobre la evolución de las investigaciones en la causa penal como también en todo lo relacionado con el concurso de acreedores, más el aporte que hicieron aquellos abogados que están trabajando en las causas radicas en Asunción del Paraguay y Estados Unidos.

De este documento, lo que se desprende, es que la empresa Vicentín comenzó con un desdoblamiento de la firma a partir del año 2015, en donde comienza a surgir el grupo “Vicentín Family Group”, donde van a parar la mayoría de las acciones de las empresas y, por otra parte, gran parte del dinero que salió de la sucursal del Banco Nación de la ciudad de Reconquista.

En este sentido, se suma el documento del fiscal Gerardo Pollicita en el que ilustra que entre agosto de 2019 y principio de enero del 2020, Vicentín fugó 795 millones de dólares a través de 1.418 operaciones bancarias llevadas a cabo por los principales directivos de Vicentín, que hoy tienen inhibidos sus bienes, como son: Sergio Nardelli, Máximo Padoán –hijo del ex presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario- y Alberto Macua.

Todo esto –según el informe- se da producto de haber puesto la plata del Banco Nación en cuentas personales en otros bancos, es decir dinero que derivaron de esas 1.418 operaciones.

Lo que demostraría el segundo informe de la legislatura santafesina es que Vicentín no estaría en crisis, ni en cesación de pagos, sino que hubo un vaciamiento empresarial y una política deliberada de crear una compañía en Uruguay, radicando la mayoría del patrimonio y de las acciones.

Además de este informe, la Comisión de seguimiento de Vicentín va a formalizará un proyecto de declaración en el que ratificará, entre otros puntos, la necesidad de preservar miles de puesto de trabajo en la provincia y de esclarecer el destino de los créditos del Banco Nación (BNA) otorgados a la empresa durante el gobierno de Mauricio Macri, que el bloque de diputados de Juntos por el Cambio (JXC), ya anticipó, que lo rechazará.

¿Qué oculta Glencore?

Vicentín, que enfrenta suspensión de pagos por una cifra superior a los 350 millones de dólares, vendió un porcentaje de sus acciones en la empresa Renova a su socia Glencore. El grupo agroexportador, en su momento, aclaró que la operación se produjo antes de la comunicación sobre el default de diciembre de 2019 y añadió que el resultado de la transferencia se destinó a pagar deudas comerciales.

Renova, es la firma que creó Vicentín junto con Glencore hace más de diez años para construir y operar la planta de biodiesel de San Lorenzo y la de aceite y harina de soja ubicada en Timbúes.

Ambos grupos eran propietarios en un 50% de Renova. Lo que hizo la agroexportadora es venderle a su socia el 16,66 % de las acciones, de modo que la multinacional de origen suizo controla ahora el 66,66 % de esa operación.

Para conocer detalles de dicha operatoria, la comisión de seguimiento de Santa Fe le solicitó información a Glencore sobre cómo fue dicha transacción, pero la firma suiza respondió:

Estimados señores Rubeo y Del Frade,

Acusamos recibo de su correo electrónico a continuación.

Teniendo en cuenta su posición, podemos confirmar que Glencore Agriculture Limited, a través de una de sus subsidiarias (Renaisco B.V.), compró el 16,66% de las acciones en circulación emitidas por Renova S.A. el 2 de diciembre de 2019.

Desafortunadamente, en este momento no podemos proporcionar más detalles sin incumplir nuestras obligaciones contractuales de confidencialidad existentes con respecto a esta transacción, que existen a favor de Vicentin S.A.

Dadas nuestras obligaciones contractuales de confidencialidad existentes con Vicentin S.A., nos complace proporcionarle la información adicional que se solicita a continuación, siempre que:

(a) usted obtiene el consentimiento escrito firmado de Vicentin S.A.que nos autoriza a compartir la información que se describe a continuación con usted y nos proporciona una copia de dicho consentimiento escrito; o

(b) recibimos una solicitud que cumple con los procedimientos y regulaciones aplicables para solicitar información que está sujeta a obligaciones de confidencialidad continuas de terceros (para garantizar que la información que se compartirá sea confidencial y que se nos exima de cualquier incumplimiento de nuestro contrato obligaciones con Vicentin SA cuando se lo compartimos).

Como se mencionó, al recibir (a) o (b) arriba, estaremos encantados de proporcionarle la información solicitada y además responder cualquier otra pregunta relacionada que pueda tener sobre esta transacción.

Atentamente,

Matthew Weber Consejero general del grupo Glencore Agriculture B.V.

Frente a la negación de Glencore de ofrecer la información solicitara, el diputado Carlos Del Frade adelantó a Rosario Nuestro que presentará un proyecto de comunicación “para pedirle a la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) que haga valer el derecho soberano del pueblo santafesino para buscar la información que se nos ha negado”.