COMUNICADO OFICIAL

Vicentin: aceiteros exigen que el Estado nacional garantice las fuentes laborales

"Ninguna solución es admisible si no se garantizan los puestos de trabajo y las condiciones laborales", aseguraron a través de un comunicado.


Ante la derogación del DNU 522/2020 de intervención y expropiación de la empresa Vicentin, desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina, realizaron un comunicado oficial en el cual exigen que el Estado nacional garantice las fuentes laborales de los trabajadores.

"Reafirmamos que ninguna solución es admisible si no se garantizan los puestos de trabajo y las condiciones laborales de las trabajadoras y los trabajadores", expresaron desde el sector aceitero y continuaron: "En el mismo sentido nos pronunciamos en el momento en que se anunció la intervención de la empresa mediante el citado DNU, de igual manera que ya lo habíamos afirmado meses antes, cuando se conoció el aún inexplicado “estrés financiero” de la empresa Vicentin, cuyo directorio continúa negándose a entregar el Balance 2019". 

A su vez, aseguran que "no es cierto que que la intervención estatal fuera recibida con desconfianza por los trabajadores", y lo aclaran: "Muy por el contrario, el anuncio del 8 de junio fue profundamente celebrado por un amplio conjunto de organizaciones sindicales, sociales, populares, políticas, entre otras, valorando la participación pública en un sector estratégico de la economía nacional que representa el 30 por ciento de las exportaciones totales del país, generando el mayor ingreso de divisas. Directos ejemplos de este apoyo fueron, entre otros, el pronunciamiento del movimiento obrero, excepcional por su alcance entre la inmensa mayoría de las organizaciones sindicales argentinas, así como la movilización del pasado 9 de Julio, día de la Independencia argentina, impulsada por las trabajadoras y trabajadores aceiteros y desmotadores de los sindicatos de Reconquista y Rosario, Santa Fe, y Tancacha, Córdoba, junto a multisectoriales regionales reclamando que avance la intervención estatal en Vicentin en defensa de los puestos de trabajo".

"Donde la medida sí encontró rechazo fue en sectores del poder económico concentrado, en los partidos políticos que les responden y en los medios hegemónicos que amplifican su discurso, quienes rechazan cualquier límite a la arbitrariedad de las maniobras patronales, tras décadas de desregulación neoliberal en el sector.El nuevo anuncio presidencial de derogación del DNU 522/2020 se fundamentó con énfasis en el rechazo a la impunidad del actual directorio de la empresa, investigados penal y legislativamente, y posterior vaciamiento de la empresa, y apuntó al juez civil y comercial Fabián Lorenzini por su accionar al frente del concurso, incluyendo el haberlo iniciado sin contar siquiera con el Balance 2019, aún ausente", continúa el texto.

"Desde nuestra organización gremial reclamamos una profunda y exhaustiva investigación ante lo que se verifica cada día más como una monumental estafa y defraudación a la banca pública y por ende, al conjunto del pueblo argentino, y compartimos los cuestionamientos al accionar de un juez que sólo demostró celeridad para desplazar una intervención que empezaba a investigar los papeles que aún se encontraban en la sede empresaria y devolverle el control al directorio", señalaron y añadieron: "Sin embargo, este nuevo anuncio no brinda claridad sobre cuál será a partir de ahora el accionar gubernamental, ni brinda garantías sobre la continuidad de los puestos de trabajo y las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores del grupo Vicentin, entre los que se encuentran los trabajadores y trabajadoras de la Algodonera Avellaneda actualmente en conflicto con el grupo económico, que sí habían sido planteadas de forma explícita el pasado 8 de junio". 

Por último, le realizaron un pedido directo al gobierno nacional: "Debe honrar las palabras del actual titular del Poder Ejecutivo, tal como debe hacer cumplir la normativa laboral y el mandato constitucional en la protección del trabajo. Si así no ocurriera, desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina afirmamos que con la fuerza colectiva de la organización gremial, la asamblea y la huelga actuaremos para que se garantice la plena vigencia de todos los derechos de los trabajadores".