hartos

Vecinos de barrio Martin exigen presencia policial tras una ola de robos en los últimos días

"Nos chorearon desde el jueves al lunes a la noche y nadie nos defiende", aseguró uno de los vecinos de la zona.


La inseguridad en Rosario es una problemática cotidiana en los últimos años y en este caso los que lo sufrieron de lleno fueron los vecinos de barrio Martin, que fueron víctimas de una ola de robos en los últimos días. "Nos chorearon desde el jueves al lunes a la noche y nadie nos defiende", reclamó un hombre que vive en esta zona. Exigen presencia policial, ya que pese a que se encuentran muy cerca de la sede de la Policía Federal, les responden que no pueden intervenir porque no tienen injerencia, ya que les corresponde a las fuerzas provinciales.

Durante la mañana es un barrio tranquilo y pintoresco, barrio Martin sin lugar a dudas, muy lindo, mucho verde, pero promediando la tarde desde el jueves tenemos una sucesión de asaltos. El jueves de la semana pasada a mano armada, tipo 8 de la noche, 9 de Julio esquina Colón, a mano armada robaron un minimarket y los hicieron arrodillar a los chicos”, contó uno de los vecinos en diálogo con CNN Radio Rosario y siguió: “El viernes en Zeballos y Colón entraron a robar a una rotisería, entraron a mano armada. El sábado a última hora de la tarde entraron a un bar de 3 de Febrero y Colón; ayer (lunes) a la noche entraron en Zeballos al 200 y la policía, bien gracias”.

En 9 de Julio al 200 se encuentra la sede de la Policía Federal, por lo que causa indignación entre las personas que habitan el barrio que pese a no ser su jurisdicción, no tengan ningún tipo de intervención en estos casos. "Acá había un delivery de pizza que vendían droga, así que la conversación con la policía federal data del 2012 o 2013. Lo que nos costó desactivar esto. La policía federal nos dice que que no tiene injerencia en esto, pero creo que una persona que trabaja en seguridad y en el Estado puede intervenir, está armado, y con alguna legislación debe poder intervenir, llamar a la policía provincial para que intervengan”, señaló el hombre y agregó: “Pero la policía federal, por lo general, parece la red social de los chicos. Autos, camionetas, divinos, entran y salen, son maravillosos, pero no les podés pedir ni agua, a menos que ellos necesiten que seas testigos y que les importe un carajo y te mandan adentro”.

A su vez, cuestionó a autoridades que residen en la zona, pero tampoco intervienen: “En este barrio vive el ingeniero Lifschitz (NdR: Miguel, exintendente de Rosario, exgobernador de Santa Fe y actual Presidente de la Cámara de Diputados de la provincia), que como funcionario público, mientras más alto es el rango que tenés más cerca tenés que estar de la gente, pero no saluda ni cuando va a la panadería. Este tipo, lo único que tiene que hacer es levantar el teléfono y decir ‘déjense de joder y manden la policía’. En frente vive gente de Justicia legítima con funciones dentro de Tribunales, esos más todavía, lo único que tienen que hacer es ‘déjense de joder que están desfalcando el barrio’”.

x
Paladini flotante