RADIO MITRE ROSARIO

Valentina, a 5 días de recibir su medicación: “La expectativa de evolución es alta”

El papá de la niña rosarina con Atrofia Muscular Espinal, contó que su estado general es "muy bueno", a cinco días de haber recibido su tan esperado medicamento y tras una fuerte campaña que conmovió a todo el país.


Valentina, la nena rosarina con Atrofia Muscular Espinal (AME) recibió el pasado viernes el medicamento que tanto necesitaba. La historia de la menor se viralizó tras una campaña iniciada por sus padres, que contaron en redes sociales que necesitaba de la medicina más cara del mundo para tener una mejor calidad de vida a futuro.

Fabián Rocatti, su papá, dio una excelente noticia este miércoles, y es que la niña se recupera favorablemente tras haber recibido el medicamento. “La expectativa de evolución es alta”, contó.

“El viernes nos teníamos que internar con Valen en Buenos Aires y después de un montón de chequeos recibió la medicación. El sábado nos dieron el alta para volver a Rosario”, dijo Fabián en diálogo con El puente, en Radio Mitre Rosario.

El papá de la niña se refirió a los días posteriores de haber recibido la medicina. “Hizo unos días de fiebre, algo normal, y ya está bien, con ánimos. En estos días tiene que volver a la rutina con kinesiología”.

La historia de la menor se conoce ya que sus padres iniciaron una campaña por las redes sociales que se fue viralizando cada vez más. El problema radicaba en que la medicación que le aplicaron a Valentina es la más cara del mundo, valuada en millones de dólares. Se inició un acto solidario de cientos y cientos de usuarios que visibilizaron la situación hasta que la obra social Galeno se hizo cargo de cubrir el costo del tratamiento.

Fabián se mostró feliz de haber podido diagnosticar a su hija con la enfermedad a tiempo. “Por suerte dimos con un neurólogo excelente que enseguida se dio cuenta que algo andaba mal, y la detección temprana es todo”, aseguró.

Valentina el sábado cumplió los dos años, tiempo límite que tenía para recibir el tratamiento para tener una mejor calidad de vida. “A los 6 o 7 meses notábamos una debilidad en las piernas”, contó el padre, y añadió que en ese momento comenzaron a consultar con varios profesionales hasta dar con su actual neurólogo. “Ella nunca llego a gatear, se movía con los brazos y no soportaba su peso, se vencía”.

La buena noticia es que actualmente el estado de la menor es “muy bueno. La expectativa de evolución es alta”.

x
Paladini flotante