crisis en el sector

Una histórica fábrica de calzados al borde de fundirse

La empresa gastó todos sus ahorros en los últimos dos años y redujo su planta de empleados un 65 por ciento.

Por Rosario Nuestro Redes

miércoles 15 de agosto, 2018

La firma funciona hace 40 años.

Foto: Rosarioplus

La situación económica que atraviesa el país y las medidas que toma el Gobierno nacional repercuten en todos los sectores. En la industria del calzado, la realidad que transita Wyler’s, histórica fábrica de Alcorta, es “cada vez peor”, según precisó su dueño Gerardo Cucco. “Estamos viviendo una situación tremenda. Perdimos la ganancia de los últimos siete años en dos, a causa de indemnizaciones, inflación e importaciones”, aseguró.

Las ganancias se disminuyeron tanto que sólo trabajan para “mantener la planta de empleados”, y muchas veces hasta terminan el ciclo del calzado con “pérdidas”. “Nuestra rueda de producción es larga y, con la volatilidad del dólar, no sabés cuánto vas a terminar cobrando de acá a que finalice período”, sostuvo Cucco en diálogo con Rosario Nuestro.

Por la suba del dólar –que este miércoles rozó los $31– también se encuentran con problemas en la reposición de materia prima, ya que cuando van a incorporar las faltantes para producir una nueva tanda, se encuentran, en muchos casos, con precios más altos. Por ende, terminan comprando menos de lo que habían planeado.

Algunas de las variedades que ofrece la fábrica. Foto: José Nizzo

Planta reducida

Debido a la “falta de trabajo” y a los “ajustes” dictaminados desde el Gobierno nacional, la cantidad de empleados en Wyler’s se redujo drásticamente. Hace dos años, trabajaban 151 personas. En octubre de 2016 se fueron 35 y luego, desde la fábrica, abrieron el retiro voluntario: con esa variable se fugaron otros 64 trabajadores más. Es decir, la mano de obra disminuyó un 65%.

“Tuvimos que achicar nuestra estructura para pagar el déficit. Los que se retiraron lo hicieron por falta de trabajo, no se podía resistir más”, dijo el dueño de Wyler’s en relación al ajuste en la mano de obra. No obstante, la innovación siempre “debe estar presente”, y nunca se debe “bajar la calidad”: “Si alguna vez tenemos que cerrar, va a ser por hacer las cosas bien”.

El panorama a futuro viene por el lado de buscar “nuevos mercados”, con calzados livianos, fuertes y estéticos. Sin embargo, Cucco dijo que esta “delicada” situación debe terminar de alguna manera, todos “fundidos” o todos “enderezados”.

Comentarios